Detenido en Italia un funcionario que estuvo 15 años sin ir al trabajo

Salvatore Scumace habría cobrado más de medio millón de euros en estos tres lustros por estar en su casa

El hospital Pugliese en Calabria, donde no acudió a trabajar en 15 años
El hospital Pugliese en Calabria, donde no acudió a trabajar en 15 añosLa RazónLa Razón

En Italia le llaman el “rey del absentimo”. Y como no puede ser de otra manera, se dedicaba a vivir del cuento. Es la historia de un hombre, Salvatore Scumace, que ha estado 15 años sin ir a trabajar, batiendo el récord nacional de absentismo. El trabajador, funcionario, ha sido detenido y la policía está estudiando el caso que no deja de sorprender a medida que se van conociendo datos.

La policía asegura que al empleado del hospital se le siguió pagando un salario mensual por un total de 538.000 euros anuales en estos quince años, pese a no acudir desde 2005 a su puesto en el hospital Pugliese Ciaccio, en la ciudad calabresa de Catanzaro.

Con 67 años, el detenido se enfrenta a acusaciones por abuso de poder, falsificación y extorsión agravada. También se está investigando a seis gerentes del centro hospitalario sospechosos de haber ayudado al trabajador investigado en su práctica de absentismo continuado.

La investigación policial tenía el nombre de código Part Time y en ella las autoridades han recabado los registros de asistencia, el salario y los testimonios de testigos del hospital. Al parecer, en 2005 el detenido habría amenazado al director del hospital para que no presentara un informe disciplinario por su absentismo. ¿Cómo pudo estar 15 años sin acudir a su trabajo?

El director se jubiló y su sucesor nunca se encargó de verificar la ausencia del trabajador ni tampoco el departamento de recursos humanos.

En Italia son muy frecuentes los casos de absentismo. En este sentido, en 2016 el gobierno endureció una ley contra los trabajadores después de que varias investigaciones policiales revelaran la alta frecuencia de ausentismo en el sector público.

The Guardian explica que en una investigación la policía llegó a usar cámaras de vigilancia secretas para coger a 35 trabajadores del ayuntamiento de San Remo que habían estado engañando al sistema de gestión del tiempo durante al menos dos años.

El absentismo ha sido una plaga durante mucho tiempo en el sector público de Italia, algo que ha tenido consecuencias en la economía nacional. Hubo años en que más del 80% de la policía de la ciudad de Roma enfermó la víspera de Año Nuevo, y los medios italianos informaron en 2015 que cada día casi el 15% de los conductores de transporte público de la capital no se presentan a trabajar.