Por qué está ardiendo Siberia, la zona más fría de Rusia

“Estamos experimentando el verano más seco de los últimos 150 años en Yakutia, y el mes de junio fue el más caluroso registrado”, dice el gobernador de la provincia más afectada por los incendios

Thumbnail

Insólito. La zona más fría de Rusia está ardiendo y todos se preguntan por qué. Los incendios forestales en Rusia han arrasado ya más de 1,7 millones de hectáreas, casi la totalidad de ellas en la república de Sajá-Yakutia, en el Lejano Oriente, donde actualmente hay activos 216 incendios forestales que abarcan una superficie total de 1.562.252 hectáreas, según un comunicado publicado en la web del Misterio de Ecología de la república.

Rusia se ha visto afectada por incendios forestales generalizados, atribuidos a temperaturas inusualmente altas y al descuido de las normas de seguridad contra incendios. “La situación de los incendios forestales en nuestra república es muy difícil. Repito que estamos experimentando el verano más seco de los últimos 150 años en Yakutia, y el mes de junio fue el más caluroso registrado. Esto, junto con las tormentas eléctricas secas que ocurren casi a diario en nuestra república, provocó importantes incendios forestales “, dijo a los periodistas Aysen Nikolayev, gobernador de Yakutia que, con una superficie de más de 3,08 millones de kilómetros cuadrados, es la entidad más extensa de la Federación de Rusia.

Aviones lanzan agua para sofocar el fuego en Siberia AP

El humo de los incendios cubrió 51 pueblos, asentamientos y ciudades de la región, incluida la capital, Yakutsk, lo que obligó a las autoridades a suspender todos los vuelos dentro y fuera de la ciudad. “No podemos vernos por el humo, nuestros ojos están ardiendo y, en general, el humo es muy peligroso para la salud de los aldeanos”, dijo Vasiliy Krivoshapkin, residente de Magaras. “Vemos en la televisión aviones que están cayendo agua en el bosque en llamas, pero no están enviando estos aviones para ayudarnos por alguna razón. ¿Por qué no hay ayuda? "

El Ministerio de Emergencias de Rusia dijo el domingo que había desplegado dos aviones anfibios en Yakutia para ayudar a combatir los incendios. En la república de Sajá-Yakutia el área devorada por el fuego supera las 858.000 hectáreas, en el distrito autónomo de Chukotka 45.000 hectáreas, en Kamchatka 35.000, en la región siberiana de Irkutsk 27.000 y en Magadán, en el mar de Ojotsk, 3.500.

Unos 6.000 bomberos, 1.000 vehículos y 41 aviones combaten los focos, y 75 aeronaves monitorean los incendios forestales. Hay alertas por incendios en 60 regiones rusas y una emergencia declarada en ocho entidades federadas. Se trata de Cheliábinsk, en los Urales; de Sajá-Yakutia; Karelia (noroeste); Perm, en la parte europea; de Krasnoyarsk y de Irkutsk, en Siberia; de Chukotka; y Kamchatka.

En toda Rusia ascienden a 416 los incendios forestales y después de Sajá-Yakutia, la zona más afectada es la Magadán, también en el Lejano Oriente, donde hay 23 fuegos activos en una superficie de más de 150.000 hectáreas, según declaró a la agencia Interfax un portavoz del Ministerio para Situaciones de Emergencia. “En las últimas 24 horas fueron sofocados 5 incendios en una superficie de cerca de 28.000 hectáreas. No hay centros urbanos amenazados”, agregó la fuente.