¿En qué se diferencia un misil hipersónico de un misil balístico?

La última polémica militar sobre China ha dado un toque a la defensa de Estados Unidos o Corea del Sur, que se muestran preocupados en una carrera armamentística de la que Pekín parece tomar posición

Un misil hipersónico desarrollado por Raytheon
Un misil hipersónico desarrollado por Raytheon FOTO: Raytheon Raytheon

La última polémica militar que rodea el mundo tiene que ver con el lanzamiento de un misil hipersónico con capacidad nuclear por parte de China, del que según explica Financial Times, podrían ser más. Al gobierno chino le gusta alardear y anunció el lanzamiento de un misil a finales de julio y otro a finales de agosto, aunque lo ha negado en muchas ocasiones, y en la última de ellas, dijo que fue “una nave espacial”. No obstante, ocultó el lanzamiento de otro misil hipersónico a mediados de agosto.

Los misiles hipersónicos alcanzan más de cinco veces la velocidad del sonido y voló por el espacio en órbita baja. Su potencia dio la vuelta al mundo, preocupó a Estados Unidos y enloqueció a la comunidad internacional, que cada vez ve a China como un peligro superior. Hasta Rusia, hasta ahora a la cabeza de avances en el desarrollo de este tipo de proyectiles, mira de reojo a Pekín, aunque de momento no han mostrado públicamente su malestar.

El embajador de desarme de Estados Unidos, Robert Wood, afirmó que existen “preocupaciones sobre lo que China está haciendo en el desarrollo de la tecnología hipersónica. Simplemente no sabemos cómo podemos defendernos contra ese tipo de tecnología, ni China, ni Rusia”, afirmó. El caso es que los misiles hipersónicos presentan diferencias con los balísticos.

Un misil balístico sigue una trayectoria balística -valga la redundancia- para el lanzamiento de una o más cabezas nucleares sobre un objetivo determinado. Los misiles balísticos tradicionales, al igual que los hipersónicos, pueden volar a más de cinco veces la velocidad del sonido. Sin embargo, los hipersónicos son más maniobrables y pueden trazar una trayectoria baja en la atmósfera, mientras que los balísticos toman una trayectoria en arco, lo que hace más difícil defenderse de ellos.

Diferencias de trayectoria entre misil hipersónico y misil balístico
Diferencias de trayectoria entre misil hipersónico y misil balístico FOTO: Teresa Gallardo

Los hipersónicos tienen una altitud de vuelo que se suele situar a menos de 100 kilómetros de altura para los modelos planeadores y unos 60 o 70 kilómetros de altura para los de crucero, que se lanzan desde aeronaves. En doce minutos de margen se pueden ver reducidos notablemente si se incrementa la velocidad. De tal forma, cubren el trayecto Pekín-Washington en una hora y cincuenta minutos.

Los misiles balísticos, de corto mediano y largo alcance, están propulsados por cohetes y alcanzan velocidades extremas por afuera de la atmósfera, especialmente en sus variantes intercontinentales, que los convierte en casi imposibles de interceptar por cualquier sistema defensivo existentes y tienen un alcance casi planetario.

Aunque el proyectil erró el blanco por más 20 kilómetros, el mero lanzamiento dio a entender a los servicios de Inteligencia estadounidenses que China ha avanzado mucho más de lo que se creía en su tecnología armamentística.
Aunque el proyectil erró el blanco por más 20 kilómetros, el mero lanzamiento dio a entender a los servicios de Inteligencia estadounidenses que China ha avanzado mucho más de lo que se creía en su tecnología armamentística.

La trayectoria de un misil balístico consiste en tres partes: el vuelo, la caída libre y la vuelta a entrada. El lanzamiento de misiles balísticos puede realizarse desde plataformas fijas hasta lanzadores móviles, incluyendo embarcaciones, aviones o submarinos. Tras agotarse el combustible de un balístico, se termina la propulsión y comienza su caída, pero cuando comienza a llegar a una altitud en la que la fricción atmosférica juega un papel significativo en la trayectoria, entra la fase de re-entrada.

El rumbo tomado de un balístico da lugar a volar por encima de la atmósfera con un alcance mucho mayor que aquel de un misil de crucero. También se puede hablar de los misiles cuasi-balísticos, con una trayectoria baja y, aunque es mayoritariamente balístico, puede realizar maniobras o cambios inesperados en su dirección o alcance. El hecho de que tenga una trayectoria más baja que el balístico, el misil cuasi-balístico puede alcanzar velocidades mayores.

Al mismo tiempo, la precisión de un balístico es mucho menor que un hipersónico ya que no pueden cambiar de rumbo ni maniobrar, sino que cumplen su ruta preestablecida. En este contexto, los misiles hipersónicos llenan un espacio, aunque sin llegar a las velocidades extremas de los misiles balísticos, son lo suficientemente rápidos para no poder ser interceptados y, al mismo tiempo, pueden maniobrar y modificar su rumbo como los misiles de crucero (bastante más lentos que balísticos e hipersónicos), alcanzando altos niveles de precisión.

El Gobierno chino salió al paso de esta información al día siguiente y aseguró que en realidad se trató de un ensayo rutinario de un vehículo espacial, nada que ver por tanto con un supuesto programa armamentístico.
El Gobierno chino salió al paso de esta información al día siguiente y aseguró que en realidad se trató de un ensayo rutinario de un vehículo espacial, nada que ver por tanto con un supuesto programa armamentístico. FOTO: Teresa Gallardo

Cabe recordar que el misil hipersónico chino erró su objetivo en apenas 20 kilómetros, pero eso no quita la preocupación de Estados Unidos. Washington, que ha invertido miles de millones en su defensa antimisiles, también está desarrollando proyectiles hipersónicos, al igual que Rusia, que recientemente ensayó el lanzamiento de uno de ellos, el denominado Tsirkon. Nicolas Chaillan, ex director de software del Pentágono, advirtió que Pekín se dirige hacia el dominio global debido a sus avances en inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático y capacidades cibernéticas. Por su parte, el congresista Mike Gallagher alertó con un crítica al gobierno de Joe Biden diciendo que si Estados Unidos no reacciona China va a ganar la nueva Guerra Fría. “Esta prueba de lanzamiento de un misil debería servir como un llamado a la acción. Si nos atenemos a nuestro rumbo actual, perderemos la nueva Guerra Fría”.

Se espera que los hipersónicos cumplan una función táctica. Por ejemplo, los misiles hipersónicos pueden ser usados para realizar un ataque a más de 10.000 kilómetros de distancia, que el enemigo no podrá detener. Asimismo, puede alcanzar y hundir un portaaviones navegando en el medio de mar sin que pueda hacer nada para defenderse. Incluso, podrían llegar a ser disparados desde el espacio con las mejoras en la carrera armamentística de los países que poseen ente armamento militar.

Lo que hace considerarse como una amenaza peligrosa es su práctica invisibilidad ante los radares de los sistemas antimisiles que cubren algunos países, que no podrían detectar el posicionamiento de un misil hipersónico. Así, Corea del Sur ha mostrado públicamente su preocupación ante el aumento de estas pruebas, aunque por otro lado, se encuentran mejorando su poder armamentístico. La mejora tecnológica al servicio de lo hipersónico no se detiene.