Abas, dispuesto al diálogo pero rechaza el carácter judío del Estado de Israel

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas, insistió hoy en su compromiso con la negociación de paz al tiempo que subrayó los palestinos rechazan reconocer el carácter judío del Estado de Israel, uno de los requisitos formulados por el actual Gobierno israelí.

"No vamos a reconocer la naturaleza judía del Estado de Israel. Ya hemos reconocido el Estado de Israel. Es algo que no se le exigió ni a Egipto ni a Jordania", cuando ambos países hicieron la paz en 1978 y 1994 respectivamente, afirmó Abás en un discurso al inicio del Consejo Central Palestino, órgano que asume las decisiones políticas en ausencia de la Consejo Nacional Palestino (Parlamento).

"Si Israel de verdad quiere eso, lo primero que debe hacer es ir a la ONU y cambiar allí su denominación", agregó Abas entre los aplausos de los 84 de los 124 miembros del citado comité que hoy asistieron a la reunión, celebrada en la Muqata, la sede del gobierno palestino en la ciudad cisjordana de Ramala.

Abás reiteró que la liberación de los presos palestinos por Israel y la congelación de la construcción en las colonias de Cisjordania y Jerusalén oriental son los requisitos para que el diálogo prosiga.

"Estamos comprometidos con el diálogo hasta el 29 de abril", cuando expira el plazo propuesto al comienzo de las negociaciones, en julio de 2013, "pero exigimos que Israel cumpla con la liberación de la última tanda de presos tal y como prometió"cuando aquellas comenzaron, afirmó.

Al hilo de este argumento, Abas insistió en que ha sido Israel con su intransigencia y la introducción constante de nuevas exigencias el que ha llevado el proceso a la situación de colapso actual.

Dicho colapso quedó materializado el pasado jueves al anunciar el Gobierno israelí que suspendía las negociaciones con los palestinos tras anunciarse el día anterior que el movimiento nacionalista Al Fatah (que lidera Abás) y el islamista Hamás (que gobierna la franja de Gaza) habían alcanzado un acuerdo para formar un Ejecutivo de unidad nacional.

El líder palestino denunció, asimismo, que Israel no ha mostrado interés alguno en cambiar la situación al "mantener la ocupación, incrementar las colonias, judaizar Jerusalén y tratar de cambiar el estatus de la Explanada de las mezquitas, arrebatándosela a Jordania".

Abas insistió en desmontar la teoría israelí de que la reconciliación le ha unido en el gobierno con los terroristas, como Israel (al igual que la UE y Estados Unidos) define a Hamás, que desde 2007 gobernaba Gaza en solitario, tras haber expulsado por la fuerza a las milicias de Al Fatah.

"El gobierno es un órgano que gestiona, que se ocupa de los asuntos internos. Las negociaciones quedan en manos de la OLP. Lo que la OLP o yo reconozcamos, el resto lo reconocerá", recalcó el presidente palestino.

Abas insistió en que el camino que hay que recorrer ahora es muy simple: "primero se formará un gobierno de unidad integrado por tecnócratas independientes y después se celebrarán elecciones", posiblemente en enero de 2015.

El presidente palestino respaldó, asimismo, la negociación como instrumento de paz e insistió en que la situación se ha enquistado debido a la insistencia de Israel de no cumplir con lo firmado en los Acuerdos de Oslo de 1993, los cuales, de momento, tampoco reconoce Hamás.

"No vamos a reconocer ninguna colonia ni a ceder en nuestros derechos. Nuestro estado es, según la ONU, todo lo que existe dentro de las fronteras de 1967, con capital en Jerusalén Este", añadió el presidente palestino.