MENÚ
miércoles 17 julio 2019
04:07
Actualizado

Absuelven definitivamente a Mubarak por la muerte de manifestantes en la Primavera Árabe

Fue condenado en 2012 a cadena perpetua por conspirar para matar a 239 manifestantes en el marco de la Primavera Árabe.

  • El expresidente de Egipto, Hosni Mubarak (c), regresa en camilla al hospital militar de Maadi tras asistir al juicio contra él por la presunta conspiración en la muerte de cientos de manifestantes en 2011 durante las protestas que pusieron fin a su mandato de 30 años, en El Cairo, Egipto
    El expresidente de Egipto, Hosni Mubarak (c), regresa en camilla al hospital militar de Maadi tras asistir al juicio contra él por la presunta conspiración en la muerte de cientos de manifestantes en 2011 durante las protestas que pusieron fin a su mandato de 30 años, en El Cairo, Egipto

Tiempo de lectura 2 min.

02 de marzo de 2017. 19:08h

Comentada
2/3/2017

La Justicia egipcia ha absuelto este jueves de forma definitiva al expresidente Hosni Mubarak por la muerte de manifestantes durante las revueltas de principios de 2011, que terminaron con la caída de quien fuese dirigente de Egipto durante tres décadas.

Mubarak, de 88 años, fue condenado en 2012 a cadena perpetua por conspirar para matar a 239 manifestantes en el marco de la Primavera Árabe. Un tribunal ordenó la repetición del juicio y, en 2014, el expresidente logró salir absuelto.

Tras el recurso presentado por la Fiscalía, el caso ha llegado a la máxima instancia de apelaciones de Egipto. Dicho proceso ha arrancado este jueves, con el juez leyendo los cargos a Mubarak, quien está acusado junto a su ministro del Interior de suministrar vehículos y armas usados para atacar a los manifestantes y no emprender acciones para evitar muertes.

La vista ha concluido horas después con la absolución definitiva del antiguo dirigente. "El tribunal encuentra inocente al acusado", ha anunciado el juez Ahmed Abdel Qawi al término de la sesión.

La corte también ha rechazado una petición de los abogados de las víctimas para reabrir la causa civil contra los dirigentes del antiguo régimen, lo que entierra cualquier opción de proseguir el proceso por alguna otra vía.

"Eso no ocurrió"

Sentado en una silla de ruedas en la zona de los acusados sin sus características gafas de sol, Mubarak ha respondido: "eso no ocurrió". Mubarak mantiene su inocencia en el caso y ha dicho que la historia le juzgará como un patriota que sirvió a su país desinteresadamente. Este jueves ha saludado a sus partidarios presentes en la sala.

Fuera del tribunal, un pequeño grupos de partidarios de Mubarak se han congregado, enarbolando pancartas del expresidente y reclamando que sea liberado y honrado por su servicio.

Últimas noticias