Política

Al menos once muertos tras hundirse una embarcación en Surinam

En la barca navegaban más de treinta personas.

Al menos once personas han muerto ahogadas (entre ellas, cuatro niños) y otras permanecen desaparecidas, luego de que una embarcación que navegaba por el Río Coppename, al norte de Surinam, se hundiera el viernes en la noche, informaron hoy las autoridades locales.

El Servicio Nacional de Información detalló que las fuerzas policiales de Surinam, las autoridades sanitarias y residentes locales se han unido en la búsqueda de los desaparecidos, que incluyen una madre y sus dos hijos.

Tras el accidente, el gobierno de Surinam ofreció sus condolencias a toda la comunidad y agregó sentirse "devastado"por el suceso, del cual temen que se encuentren más cuerpos, empañando así las festividades de fin de año. Según los residentes de la zona, al menos veinte personas han sido rescatadas. Por el momento se desconoce oficialmente qué provocó el accidente.

De acuerdo con medios locales, la nave zarpó desde Cornelis Kondre, ubicada en el distrito de Sipaliwini, rumbo a Boskamp, en el distrito de Saramacca, alrededor de la medianoche del viernes, con más de treinta personas a bordo, de las que se creen que son todos familiares. El barco se hundió cerca de Kalebas Creek, a mitad de camino de su destino final. Los medios informaron que el momento de partida de la embarcación no fue la mejor, pues soplaban fuertes vientos.

Una residente de Kalebas Creek, identificada como Conchita Alcantara, dijo a la emisora de radio local ABC que debido al mal tiempo, una gran ola provocó que los pasajeros de la nave se movieran hacia un lado de la embarcación, lo que provocó que se inundara. No obstante, Alcantara agregó que los pasajeros trataron de sacar el agua, pero una segunda ola provocó que los viajeros cayeran al mar. Alcantara dijo además que fue avisada del accidente alrededor de las 05.00 (09.00 GMT) de este sábado, alertando así a las autoridades. "Encontramos vivas a al menos veinte personas, pero también siete cuerpos. Es un desastre. Todos son familia", detalló.

Se cree que ningún pasajero lleva consigo puesto chaleco salvavidas. "A muchas personas en estas zonas no les gusta usar chaleco salvavidas, pero ahora saben porqué son tan necesario", dijo Alcantara, quien añadió que ya ha pasado demasiado tiempo buscando a la madre con sus dos hijos y que solo un milagro sería posible para encontrarlos.