Internacional

El sistema antimisiles THAAD de EE UU codiciado por todo el mundo que ha enfrentado a China con Corea del Sur

El dispositivo estadounidense ha provocado varias disputas entre Pekín y Seúl, que defiende que se utilizará para reforzar la Defensa surcoreana frente a las amenazas de Corea del Norte

En 2017, Corea del Sur instaló una batería de misiles que emplea el sistema THAAD, en respuesta a las amenazas norcoreanas
En 2017, Corea del Sur instaló una batería de misiles que emplea el sistema THAAD, en respuesta a las amenazas norcoreanas FOTO: Alex Brandon AP

El pasado miércoles, las autoridades de Seúl confirmaron que tomarán “sus propias decisiones” para reforzar sus defensa contra las amenazas de Corea del Norte, después del incremento de ensayos militares y avances de armas nucleares, que han puesto en alerta a los surcoreanos. No obstante, estas declaraciones han incrementando las diferencias con China, en reación con el sistema antimisiles THAAD.

El anterior presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, trató de acercar a Seúl con Pekín prometiendo los “Tres Noes”, que trataban de no desplegar más baterías antimisiles estadounidenses, no participar en las redes de defensa lideradas por Estados Unidos y no formar una alianza militar trilateral con Washington y Tokio. Un enfoque que ha cambiado con Yoon Suk Yeol, que ha prometido una mayor cooperación en materia de seguridad con la Administración Biden y ha expresado su voluntad de adquirir más baterías del THAAD.

En 2017, Corea del Sur instaló una batería de misiles que emplea el sistema THAAD, en respuesta a las amenazas norcoreanas. Esa decisión ya provocó una airada reacción de China, que tomó represalias como suspender los viajes de grupos chinos a Corea del Sur o eliminar el negocio de los supermercados Lotte, que había proporcionado terrenos para el sistema de misiles.

El desacuerdo sobre el sistema surgió tras una primera visita a China esta semana del ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Park Jin. Su homólogo chino, Wang Yi, cree que ambos habían “acordado tomarse en serio las legítimas preocupaciones de la otra parte y seguir manejando prudentemente y de forma adecuada este asunto”.

Pekín sostiene que el potente radar del THAAD podría controlar su espacio. El jefe de la diplomacia surcoreana, por su parte, asegura que Seúl no acatará el acuerdo de 2017, de los “Tres Noes”.

El desacuerdo se produce en un momento en el que China y Estados Unidos han intensificado sus esfuerzos para consolidar sus alianzas diplomáticas después de que la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, desafiara las advertencias de Pekín y visitara Taiwán.

¿Qué es el sistema THAAD?

El sistema estadounidense de Defensa de Área de Gran Altitud Terminal (THAAD) es un dispositivo capaz de interceptar misiles que pudiera enviar Corea del Norte, tal y como indica un comunicado sobre su instalación en Corea del Sur en 2017.

THAAD dispara misiles balísticos de corto y medio alcance en la fase final de su vuelo, utiliza tecnología de “golpe en el blanco” y tiene una autonomía de 200 kilómetros, pudiendo alcanzar una altitud de 150 kilómetros.

Según explica BBC, cuando el sistema de radar detecta el lanzamiento de un misil enemigo, su comando y control instruye el lanzamiento. El proyectil enemigo es destruido en la fase terminal de vuelo por un misil interceptor disparado desde el dispositivo.

Asimismo, los potentes radares de banda X del sistema son la gran preocupación de Pekín, que pueden “llegar” hasta el territorio chino, pese a que Estados Unidos ya cuenta con potentes radares en Japón y un sistema Thaad en Guam.

A nivel internacional, también ha causado polémica con Rusia, quien expresó su preocupación afirmando que el sistema podría afectar el equilibrio regional y es una “amenaza directa” para la seguridad nacional.