Internacional

Borrell: “Si los independentistas pueden hacer algo para impedir mi nombramiento, lo harán”

Cree que pueden influir en su candidatura como Alto Representante de la UE

Cree que pueden influir en su candidatura como Alto Representante de la UE

Publicidad

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borell, no tiene todas consigo cuando se le pregunta por su nombramiento como Alto Representante de Política Exterior de la UE, un puesto para el que los Veintiocho le han nombrado candidato pero que necesita el visto bueno del Parlamento europeo para ser efectivo. Este lunes ha asumido que el independentismo catalán tratará de interferir para complicarlo, al tiempo que en su círculo más próximo se alerta de que las dudas surgidas sobre el éxito del de Ursula Von der Leyen en su intento de ser designada presidenta de la Comisión mañana se contagian a su candidatura.

“Si pueden, lo harán, claro. Pero no tengo mucho más que decir sobre eso”, ha respondido Borrell a la prensa en Bruselas, a donde asiste a una reunión de ministros europeos de Exteriores, al ser preguntado por si teme que el independentismo catalán trate de influir en su designación.

Borrell se ha referido a la polémica por las acusaciones de espionaje lanzadas por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha vuelto a expresar que “ni la Generalitat tiene embajadas ni el Ministerio de Exteriores, les aseguro, tiene espías”.

Publicidad


El jefe de la diplomacia española ha optado por la cautela respecto a sus opciones de relevar a la italiana Federica Mogherini al frente del Servicio de Acción Exterior de la UE, a pesar de contar ya con el aval de los líderes de la UE, y ha subrayado que “naturalmente, todas las circunstancias pueden influir en ello”. También un “terremoto o cualquier catástrofe natural”, ha bromeado, al ser preguntado por si podría complicar su confirmación que España fuera a nuevas elecciones generales si fracasan los intentos de investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Publicidad

En cualquier caso, Borrell viajará este mismo lunes por la tarde a Estrasburgo (Francia) para acudir al pleno del Parlamento Europeo en el que el martes se examinará la candidata a presidir la Comisión Europea, la conservadora alemana Ursula von der Leyen.

De que la Eurocámara apruebe este martes el nombramiento de la candidata del PPE depende también la candidatura de Borrell, ya que sus cargos fueron negociados en el mismo paquete por los líderes europeos y porque las responsabilidades del aún ministro español incluirían una vicepresidencia en el Ejecutivo comunitario de Von der Leyen.

Si se confirma el nombramiento de Von der Leyen, ésta tendrá varias semanas para diseñar su Ejecutivo de comisarios, que tendrán que someterse en septiembre a audiciones individuales ante el Parlamento Europeo, incluido Borrell. La Eurocámara debe aprobar o rechazar el Ejecutivo comunitario en su conjunto, pero no puede bloquear el nombramiento de un único miembro del mismo.

Publicidad

Así, Borrell hará en Estrasburgo “todo lo que pueda para conseguir el mayor número de votos” para Von der Leyen, aunque en su opinión la candidata alemana tiene una posición “relativamente fácil porque le basta con la mitad más uno de los votos, a otros nos hacen falta dos tercios”.

A un día de que Von der Leyen se enfrente a la votación de los eurodiputados, solo el Partido Popular Europeo, familia a la que pertenece la alemana, ha confirmado su apoyo a su nombramiento, mientras que los Liberales han mostrado su disposición, pero no lo han confirmado aún. Los Verdes y la Izquierda Unitaria, por su parte, ya han dicho que votarán en contra.

Así las cosas, será determinante para el éxito de la candidatura de Von der Leyen el sentido del voto del grupo de Socialistas y Demócratas (S&D), cuyas delegaciones siguen divididas y no ha podido aún consensuar su posición. La presidenta de S&D, la española Iratxe García “está haciendo todo lo posible” para conseguir “el máximo apoyo” a la candidata a presidir la Comisión, ha dicho Borrell, quien ha recordado que Von der Leyen cuenta también con el aval del Gobierno español.