MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
00:45
Actualizado

Bruselas advierte del peligro de Huawei para la privacidad

Pekín mantiene las negociaciones con EE UU sobre el comercio pese a la detención de Meng.

  • Huawei se ha convertido a su pesar en noticia de primera plana en la Prensa de todo el mundo tras la detención de su vicepresidenta. En la imagen, su stand en el Mobile World Congress de Barcelona en 2017
    Huawei se ha convertido a su pesar en noticia de primera plana en la Prensa de todo el mundo tras la detención de su vicepresidenta. En la imagen, su stand en el Mobile World Congress de Barcelona en 2017
Bruselas/Hong Kong.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de diciembre de 2018. 01:54h

Comentada
Mirentxu Arroqui/ Emma Palau.  Bruselas/Hong Kong. 8/12/2018

La Comisión Europea alertó ayer sobre la posibilidad de que Pekín pueda acceder a datos de los ciudadanos europeos a través de los dispositivos informáticos vendidos en territorio comunitario. Bruselas sospecha que las empresas tecnológicas chinas –sobre todo las públicas– están conchabadas con los servicios secretos del país con el objetivo de insertar chips y tener acceso a información sensible.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip mostró su preocupación al ser preguntado en rueda de prensa por el arresto en Canadá de la vicepresidenta de Huawei, Meng Wanzhou. Aunque Ansip aseguró no tener detalles de primera mano sobre este suceso, reconoció que «como ciudadanos normales y corrientes tenemos que tener miedo». El titular de la cartera de Mercado Único Digital reveló que Pekín está exigiendo a las empresas tecnológicas los denominados backdoors (puertas de atrás), las secuencias de programación que permiten sortear los sistemas de seguridad de los dispositivos informáticos.

Por su parte, desde Pekín, el Gobierno chino insiste en que el arresto de Meng Wanzhou, no tiene ninguna relación con la guerra comercial entre Pekín y Washington. Es el único en mantener esa postura, la parte estadounidense, por su lado está insinuando que el caso será una moneda de cambio en la amplia negociación entre los dos gigantes económicos. Y mientras tanto los medios de comunicación chinos arden de furia.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, se negó a vincular directamente el arresto de Meng con las negociaciones comerciales. No es el único. Gao Feng, un portavoz del Ministerio de Comercio chino, dijo el jueves que China confiaba en alcanzar un acuerdo comercial con Estados Unidos dentro de la tregua de noventa días acordada por las dos partes en Argentina el fin de semana pasado. La respuesta moderada de Pekín marca un claro contraste con la retórica en los medios de comunicación del país que califican la detención de la heredera de Huawei de «vandálica». El periódico chino «Global Times» publicó ayer un editorial en el que califica el arresto de Meng como un acto «despreciable» de Washington para contener el ascenso de Huawei.

El editorial argumentó que el arresto en Vancouver, el mismo día que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping cenaban juntos en Buenos Aires, «violó claramente el importante consenso alcanzado por los dos líderes en Argentina». «Aún no tenemos claro si es una acción conjunta de las fuerzas administrativas y judiciales de los Estados Unidos o es el resultado de políticas caóticas en varios departamentos», se lee en el editorial. Agregó que el caso de Meng mostraba que China enfrentaba un complicado juego de poder en Estados Unidos. Los analistas chinos argumentan que el arresto de Meng es parte del plan de Washington para buscar más concesiones de Pekín en las negociaciones comerciales.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs