Desmontan una red de corrupción en otra importante empresa estatal brasileña

La Razón
La RazónLa Razón

La Policía brasileña detuvo hoy a dos acusados de desviar recursos de Eletronorte, empresa que abastece de energía a nueve estados del norte de Brasil, en una operación para desmontar una red de corrupción enquistada en esta importante firma estatal, informaron fuentes oficiales.

La operación se produce en momentos en que la petrolera estatal Petrobras, mayor empresa del país, está en el centro de un gigantesco escándalo de corrupción que ha salpicado a 50 políticos y que ganó nuevas dimensión este miércoles con el arresto del tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Joao Vaccari Neto, informa Efecom

La operación para combatir la corrupción en Eletronorte permitió la captura de un alto cargo de las Centrales Eléctricas del Norte de Brasil (Eletronorte) y de un pariente, informó la Policía Federal, responsable por la investigación.

El directivo fue acusado de haber creado una empresa fachada junto a su pariente, para recibir sobornos de empresas favorecidas con contratos de Eletronorte.

Además de las dos detenciones, la Policía Federal realizó allanamientos e incautaciones de documentación en las ciudades de Marilia, Porto Velho, Río de janeiro, Belo Horizonte y Brasilia.

Según la Policía Federal, que llevó a cabo sigilosamente la investigación junto con fiscales del Ministerio Público y de la Contraloría General de la Unión, el funcionario detenido se enriqueció ilegalmente a través de su empresa fachada.

Los supuestos integrantes de la organización serán acusados formalmente de los delitos de corrupción activa, corrupción pasiva, asociación para delinquir, fraudes en licitaciones y lavado de dinero.

La corrupción fue el principal motivo mencionado por los cerca de 700.000 brasileños que el pasado domingo participaron en marchas de protesta en un centenar y medio de ciudades contra el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, según diversas encuestas.

El caso más emblemático es el de Petrobras, que ha salpicado a las mayores constructoras de Brasil y a medio centenar de políticos, en su mayoría de partidos oficialistas.

El escándalo en la petrolera comenzó a ser investigado en marzo del año pasado, cuando fue identificada una red que amañaba los contratos de la empresa con numerosas constructoras; elevaba artificialmente el valor de los mismos y distribuía la diferencia en sobornos pagados a altos funcionarios de la estatal y a decenas de políticos que facilitaban los negocios ilegales.

A lo largo de las investigaciones, han sido arrestados cinco ex altos cargos de la empresa y a una decena de ejecutivos de importantes constructoras.

Hoy fue detenido el tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Joao Vaccari, al que se acusa de haber actuado para que empresas constructoras, que presuntamente pagaban sobornos para ganar contratos de la empresa petrolera estatal, realizaran a cambio donaciones, ya legales, a esa fuerza política.

El martes Olivier Blanchard, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que Brasil, cuya economía se contraerá un 1 % en 2015, según las previsiones del organismo, tiene problemas que “van más allá de lo macroeconómico”, como es la corrupción. EFECOM