EE UU despliega dos portaaviones y el resto de su flota junto a Corea

Japón ha comenzado hoy a participar en las maniobras que realizan los dos portaaviones estadounidenses desplegados en el Mar de Japón

En la imagen, tomada hoy, 1 de junio, el portaaviones  USS Ronald Reagan, en primer línea, y el portaaviones Carl Vinson, al fondo a la derecha, junto al resto de la flota de Estados Unidos en el Mar de Japón.
En la imagen, tomada hoy, 1 de junio, el portaaviones USS Ronald Reagan, en primer línea, y el portaaviones Carl Vinson, al fondo a la derecha, junto al resto de la flota de Estados Unidos en el Mar de Japón.

Las fuerzas navales y aéreas niponas comenzaron hoy a participar en las maniobras que realizan los dos portaaviones estadounidenses desplegados en el Mar de Japón, cerca de la península de Corea, según informó hoy el Ministerio nipón de Defensa.

Las fuerzas navales y aéreas niponas comenzaron hoy a participar en las maniobras que realizan los dos portaaviones estadounidenses desplegados en el Mar de Japón, cerca de la península de Corea, según informó hoy el Ministerio nipón de Defensa.

Estos ejercicios conjuntos se desarrollarán hasta el próximo sábado, en un momento de repunte de la tensión en la región debido a los últimos ensayos de misiles por parte del régimen que lidera Kim Jong-un.

Las fuerzas de Auto Defensa (Ejército) de Japón aportarán dos barcos, un portahelicópteros y el destructor Aegis, así como cazas F-15 a las maniobras de simulacro de combate que ya llevan a cabo los portaaviones USS Ronald Reagan y USS Carl Vinson, señaló en un comunicado el ministerio nipón.

Las tropas niponas ya realizaron en abril maniobras conjuntas aéreas y navales junto al Carl Vinson en el Pacífico occidental, aunque esta vez los ejercicios tendrán lugar en aguas próximas a Corea del Norte.

El pasado lunes Pyongyang ejecutó su noveno ensayo de misiles en lo que va de año y el tercero en apenas tres semanas, desarrollos que han elevado la tensión en la región y provocado una escalada verbal con el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, que ha llegado a insinuar que estudia posibles ataques preventivos.

Ante estas constantes pruebas armamentísticas, el Pentágono decidió enviar en abril a la zona al portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson, al que se unió posteriormente el USS Ronald Reagan.