Actualidad

España decidirá con la OTAN si retira su batería de misiles

Noruega suspende la venta de armas y las nuevas entregas de equipos militares a Ankara.

Noruega suspende la venta de armas y las nuevas entregas de equipos militares a Ankara.

Publicidad

Desde 2015, España contribuye a la seguridad de Turquía con 150 efectivos y una batería de misiles «Patriot» desplegada en la base de Incirlik, en la ciudad de Adana. Lo hace como parte de una misión de la OTAN cuyo objetivo es el de defender al país ante posibles ataques con misiles desde Siria y en la misma también participa Italia. En principio, la misión concluye en diciembre, pero en el caso de España podría adelantarse ante la escalada bélica en la zona tras la ofensiva turca en el norte de Siria contra las milicias kurdas.

Así lo confirmó ayer la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, quien mostró su «preocupación» y explicó que tratará el tema con la Alianza el día 24. «Si hay un riesgo que pueda suponer una escalada bélica plantearemos este tema en la OTAN para que en función de lo que diga poder reconsiderar la misión», apuntó Robles, informa Efe. No es la primera vez que España valora poner fin a esta misión. Lo hizo en 2016 tras la retirada de EE UU, aunque finalmente la mantuvo. También ayer, el Gobierno de Noruega explicó que suspendía todas las exportaciones de nuevas armas a Turquía, a pesar de ser un aliado de l aOTAN. Así, se paraliza la venta de armas y las nuevas entregas de equipos militares a Ankara. «Repetimos nuestro llamamiento a Turquía a terminar las operaciones militares (en Siria) y respetar el derecho internacional», ha manifestado la ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Soreide.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea discutirán en su cumbre de la próxima semana el impacto de la ofensiva turca contra las milicias kurdas en el noreste de Siria, algo que abordarán antes los ministros de Exteriores de la UE en reunión del lunes en Luxemburgo.

Asimismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, condenó «con la mayor firmeza» la intervención militar de Turquía en Siria, que a su juicio corre el riesgo de ayudar al EI a reconstruir su dominio territorial en ese país. «Turquía está olvidando que la prioridad internacional en Siria es la lucha contra el EI y contra el terrorismo», advirtió Macron.

Publicidad