Internacional

Un eurodiputado hace el saludo nazi en la Eurocámara y podría enfrentarse a “duras sanciones”

Angel Dzhambazki, conservador de Bulgaria, aseguró que solo se trataba de un “simple saludo”

Las sanciones a las que podría enfrentarse pueden ir desde una amonestación, la pérdida del derecho a dietas de dos a treinta días o la suspensión temporal de participar en actividades parlamentarias de dos a 30 días.
Las sanciones a las que podría enfrentarse pueden ir desde una amonestación, la pérdida del derecho a dietas de dos a treinta días o la suspensión temporal de participar en actividades parlamentarias de dos a 30 días. AP

Este miércoles por la tarde, Angel Dzhambazki, eurodiputado conservador de Bulgaria, fue acusado de realizar un saludo nazi en la Eurocámara, un gesto que él ha defendido como “un simple saludo”.

En el reglamento de la Eurocámara se expresa que todos los parlamentarios que ejercen sus funciones en ella deben comportarse con “respeto mutuo” y basarse en “los valores y principios establecidos en los Tratados, y en particular en la Carta de los Derechos Fundamentales”.

La presidente del Parlamento Europeo, la maltesa Roberta Metsola, definió el suceso como “inaceptable siempre y en cualquier parte”, aunque Dzhambazki defendió que se había malinterpretado y que no era su intención saludar de esa forma. “Es un simple saludo. Me disculpo si mi saludo inocente, que pretendía ser una disculpa, ha insultado a alguien”.

Metsola afirmó en su cuenta de Twitter que ese comportamiento “me ofende a mí y a todos los ciudadanos de Europa”. “Somos los representantes de lo opuesto. Somos la casa de la democracia. Ese gesto es del capítulo más oscuro de nuestra historia y ahí es donde debe quedarse”, explicó.

Las sanciones a las que podría enfrentarse pueden ir desde una amonestación, la pérdida del derecho a dietas de dos a treinta días o la suspensión temporal de participar en actividades parlamentarias de dos a 30 días.

También se le puede prohibir que represente al Parlamento Europeo en conferencias o la limitación al acceso de la información confidencial durante un año. La presidenta puede proponer “la suspensión o al cese del diputado de uno o varios de los cargos que ocupe en el Parlamento”.