Internacional

El jefe de la Confederación Internacional de Sindicatos dimite por el escándalo del “Qatargate”

Luca Visentini recibió 50.000 euros en metálico de la organización del ex eurodiputado socialista Pier Antonio Panzeri

El secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, Luca Visentini, en una imagen de archivo
El secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, Luca Visentini, en una imagen de archivo

El secretario general de la Confederación Internacional de Sindicatos, Luca Visentini, dimitió este martes de su cargo tras verse implicado en la trama de sobornos de Qatar, bautizada en los medios de comunicación como el Qatargate. El líder sindicalista reconoce haber recibido una donación de 50.000 euros en metálico de la organización del ex eurodiputado Pier Antonio Panzeri, “Figth Imputity” (Lucha contra la Impunidad), para sufragar su campaña como secretario general y asegura que este dinero fue empleado en sufragar los gastos de viaje del congreso celebrado en Australia. A pesar de esto, Visentini asegura no conocer la trama de sobornos y regalos de este escándalo. Parece que la justicia belga cree su versión de los hechos o por lo menos no ha podido probar por ahora que esté implicado directamente en la trama ya que, tras 48 horas encarcelado, fue puesto en libertad. Visenti había sido recién elegido cuándo estalló el escándalo.

El antiguo asesor de Panzeri, el también italiano Francesco Giorgi es la pareja sentimental de la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Eva Kaili. Los dos están en prisión preventiva junto con Panzeri acusados de sobornos, blanqueo y pertenencia a una organización criminal.