La Justicia empaña el regreso político de Kirchner

Imputan a la ex presidenta argentina por un supuesto encubrimiento del atentado de AMIA

Cristina Fernández delante de un retrato de su esposo, Néstor Kirchner
Cristina Fernández delante de un retrato de su esposo, Néstor Kirchner

Imputan a la ex presidenta argentina por un supuesto encubrimiento del atentado de AMIA.

Se estrecha el cerco sobre Cristina Fernández de Kirchner. Un juez citó ayer a la ex presidenta argentina y candidata a senadora como investigada en una causa por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra una mutua judía en 1994, abierta por la denuncia que presentó en 2015 el fiscal Alberto Nisman días antes de morir en su casa de un disparo.

El magistrado federal Claudio Bonadio convocó ayer a un total de quince imputados –a quienes prohibió la salida del país–, entre ellos a la ex mandataria, que deberá acudir a los tribunales el 26 de octubre próximo, así como al ex ministro de Exteriores Héctor Timerman y al ex secretario legal y técnico de la Presidencia Carlos Zanini. La comparecencia se producirá cuatro días después de las elecciones legislativas en las que Kirchner se presenta como candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, que se celebrarán el 22. En principio, los «investigados» deberían de haber empezado a declarar ayer, pero finalmente el juez decidió añadir a la lista a la ex presidenta y aplazar así los interrogatorios.

Nisman, cuya muerte sigue sin esclarecerse, era el fiscal encargado de la investigación sobre el atentado contra la mutua AMIA –que dejó 85 muertos y sigue impune–, y creía que un acuerdo firmado entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado buscaba, en realidad, encubrir a los sospechosos del ataque a cambio de la compra de grano argentino, algo que la ex mandataria siempre ha negado. Según las últimas investigaciones presentadas por la gendarmería, el fiscal Nisman habría sido asesinado.

Este fin de semana, un antiguo agente de la Side –los servicios secretos– confirmó a LA RAZÓN que Nisman no se suicidó, sino que fue asesinado, y que dentro de la Side había dos grupos paralelos que se encargaban de vigilar al fiscal con intereses dispares. La pregunta es: ¿quién mató a Nisman? Cristina Fernández se encuentra en el ojo del huracán. Ella asegura «que le echaron el muerto encima», mientras que ex espías como Jaime Stiuso afirman que fue ella, junto con un grupo de iraníes encubiertos, quien comandó el asesinato político.

La declaración de la ex presidenta se conoce a dos semanas de las elecciones legislativas en Argentina, donde el oficialismo encabeza la intención de voto en la provincia de Buenos Aires, superando hasta en más de cuatro puntos a Kirchner, que aspira a un escaño en el Senado.

La ex mandataria logró una ajustada diferencia a su favor en las primarias de agosto en la provincia de Buenos Aires, que concentra el 40% de los electores del país, pero ahora la coalición oficialista Cambiemos lograría revertir ese resultado. La gran dama peronista se ha ido desinflando, mientras que el candidato oficialista al Senado por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, le aventaja por una diferencia de entre 2,5 y 4,3 puntos. En las elecciones legislativas en Argentina se renovará un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados. Estos comicios son seguidos muy de cerca por los inversores, que consideran que una eventual victoria de Kirchner podría catapultarla como candidata presidencial para 2019 y limitar la apertura de la economía impulsada por Macri. Sin embargo, los múltiples casos de corrupción que rodean a funcionarios kirchneristas y a la propia ex mandataria –tiene seis causas abiertas– están mermando su popularidad. Ella asegura que todo se trata de una persecución política para truncar su carrera hacia las próximas presidenciales.