MENÚ
jueves 17 octubre 2019
01:26
Actualizado

Las mentiras y verdades del discurso de Trump

El presidente de Estados Unidos habló de la economía, la inmigración, de Venezuela y cómo no, de su muro. ¿Pero qué verdades dijo Trump y en qué patinó? Analizamos su segundo discurso del Estado de la Unión.

  • El presidente estadounidense Donald Trump pronuncia su segundo discurso sobre el Estado de la Unión junto al vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi
    El presidente estadounidense Donald Trump pronuncia su segundo discurso sobre el Estado de la Unión junto al vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi

Tiempo de lectura 5 min.

06 de febrero de 2019. 18:15h

Comentada
E. S. Sieteiglesias.  6/2/2019

Es el segundo discurso del Estado de la Unión de Donald Trump y uno de los más esperados. Su tono, a pesar de las críticas de los demócratas, fue más conciliador que de costumbre. Pero Trump cayó una vez más en las exageraciones, las medio verdades, y la imprecisión. Analizamos su discurso de mitad de mandato.

"Los puntos fuertes de la Administración Trump son sus logros como la reforma de los impuestos, la desregularización y los nombramientos en el Tribunal Supremo y la reforma penal legislativa", explica a LA RAZÓN Robert Y. Shapiro. Profesor de Gobierno y Relaciones Internacionales en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia. Para Shapiro, Trump ha tenido una fuerte economía mientras ha sido presidente.

"Todos los americanos pueden estar orgullosos de que hay más mujeres trabajando que nunca", dijo ayer Trump ante el Congreso de EE UU. Algo que según Politifact, una plataforma de "factchecking" sin ánimo de lucro que se dedica a contrastar hechos, no es cierto. "El número de mujeres que están empleadas así como el número que forma parte de la fuerza laboral (lo que significa que están trabajando o buscando empleo) ha caído modestamente en el último mes (de diciembre de 2018 a enero de 2019)", aseveran en Politifact. El empleo femenino bajó de los 73,9 millones a los 73,6 millones, mientras que la fuerza laboral se redujo también y pasó de los 76,8 millones a los 76,7.

Las mentiras y verdades del discurso de Trump

"Los salarios están subiendo más rápido que en las décadas pasadas", espetó el mandatario de EE UU. Claro que los sueldos están subiendo durante la presidencia de Trump, de hecho, han aumentado de los 351 dólares a los 355, es decir, un 1,1% durante los últimos dos años. Sin embargo, según Politifact, el aumento de los salarios comenzó en la segunda mitad de 2014, con Barack Obama al frente de Estados Unidos. Entonces subieron un 7,5%, pasando de los 330 dólares a los 355. Incluso si se va más atrás en el tiempo, se observa que desde finales de 1997 a principios de 2002, los sueldos subieron un 8,6% (de los 314 dólares a los 341).

"El paro de los afroamericanos, hispanos y asiáticos ha alcanzado sus niveles más bajos jamás registrados", indicó Trump. Una vez más, su frase fue cierta, pero ya no lo es. El desempleo de los afroamericanos cayó a un récord del 5,9% en mayo de 2018, pero en enero subió al 6,8%. De acuerdo con los datos de Politifact, "el paro entre los asiáticos descendió a un 2% en mayo y ahora es del 3,2%. Mientras que el de los hispanos alcanzó un 4,4% en diciembre y en ahora es del 4,9%".

"Hemos creado 5,3 millones de nuevos empleos e importantemente añadido 600.000 nuevos empleos manufactureros", señaló el presidente republicano. Aquí casi dio una afirmación cierta. "Estados Unidos añadió 5,3 millones desde que Trump fue elegido en noviembre de 2016, pero si se cuenta desde que él asumiera el poder, los números son algo más pequeños: 4,9 millones". En cuanto a los empleos de las fábricas, según Politifact se ha aumentado de los 12,4 millones en enero de 2017 a los 12,8 millones en enero de 2019, es decir, una subida de 454.000 empleos".

Con todo, el buen estado de la economía estadounidense hace que los fieles a Trump continúen encantados con su presidencia. Según el profesor Shapiro, "esto ayuda a mantener el respaldo a Trump por los logros por los que él puede apuntarse el tanto. Imagínese cómo de baja sería su tasa de aprobación si la economía fuera mal". De hecho, la mayoría de los votantes del magnate continúa respaldando a su comandante en jefe. "Solo perdería este apoyo si el estado de la economía empeorase. También podría perder respaldo si la investigación del fiscal especial Mueller, y las investigaciones del Congreso, descubrieran actos incriminatorios y que él haya estado mintiendo sobre ello", añade Shapiro.

“La ciudad fronteriza de El Paso, Texas, suele tener tasas extremadamente altas de violencia criminal, una de las más altas de todo el país, y suele considerarse una de las ciudades más peligrosas de nuestra nación. Ahora, inmediatamente tras la construcción, con una poderosa barrera, El Paso es una de las ciudades más seguras de nuestro país". Esto es falso. Según publica "The New York Times", "El Paso nueva fue una de las ciudades más peligrosas de EE UU y el crimen ha estado descendiendo en todas las urbes del país, no solo en El Paso, por razones que nada tienen que ver con vallar la frontera". Es más, en 2008, "antes de que se completaran las barreras fronterizas en El Paso, la ciudad registró la segunda tasa más baja de crímenes violentos en más de veinte ciudades de tamaño similar".

"Año tras año, incontables americanos son asesinados por criminales extranjeros ilegales". Según Politifact, "no podemos específicamente documentar cuántos estadounidenses han sido asesinados, porque no hay ningún archivo nacional de datos sobre los asesinatos cometidos por inmigrantes que hayan entrado en el país ilegalmente. Tampoco hay datos nacionales o ningún estudio que haga seguimiento de la nacionalidad de las víctimas". La plataforma de factchecking añade que "mientras algunos inmigrantes que entraron ilegalmente han cometido asesinatos, los estudios indican que los inmigrantes se involucran menos en comportamientos criminales que la población nativa".

Trump debatió mucho sobre su muro fronterizo con México, pues en su opinión, salva vidas, e insistió en que se construirá, algo que aún no ha conseguido, pues los demócratas, que ahora tienen mayoría en la Cámara de Representantes no quieren dar su brazo a torcer. ¿Afecta a sus votantes que no logre construir su muro? En opinión de Shapiro, no será tan clave, pues "puede culpar a los demócratas y a los miembros de su propio partido" de no conseguirlo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs