MENÚ
viernes 21 septiembre 2018
02:55
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Las redes se imaginan a Joe Biden vengándose de Trump... a base de bromas

Tiempo de lectura 4 min.

25 de noviembre de 2016. 02:12h

Comentada
Laura Novo.  25/11/2016

No es precisamente un secreto que Joe Biden y Donald Trump no se llevan bien. Sobre todo desde que, en el que fue uno de los intercambios más surrealistas de la pasada campaña presidencial, Biden criticó la “charla de vestuario” de Trump, admitiendo que, si estuvieran en el instituto y le oyera referirse en esos términos a alguna mujer, “le llevaría detrás del gimnasio”. Para pegarle, se entiende. Aunque tras la jornada electoral, Biden haya rebajado el tono de sus declaraciones con respecto al magnate, las redes sociales tienen claro lo que piensa de verdad sobre la victoria del republicano. Para muestra este tuit, donde Biden parece manifestar: “No le voy a llamar ‘Presidente’. Ni siquiera si se declara un incendio”.

Una vez la mayor parte de la sociedad americana ya ha asumido que Donald Trump comenzará, de verdad, a trabajar desde el Despacho Oval el próximo 20 de enero, los internautas han pensado que Joe Biden querría pasar sus dos últimos meses en la Casa Blanca planeando distintas formas de recibirle. Muchas de ellas toman como inspiración las que puso en marcha Kevin McCallister, el travieso protagonista de “Solo en Casa”. “Sería ideal incluir trampas de todas las películas de ‘Solo en Casa”, dice Biden en el siguiente tuit, “pero sólo tenemos dos meses, así que el plan de ‘Solo en Casa 2’ está bien”.

Cada usuario ha propuesto su visión personal de los planes al alcance de Biden. Algunos han optado por ironizar respecto al que ha sido uno de los caballos de batalla de Trump desde antes de que decidiera siquiera lanzar su candidatura presidencial: el hecho de que Obama no había nacido en Estados Unidos, una deslegitimación total, teniendo en cuenta que una de las condiciones para ser presidente del país es haber nacido allí. En este tuit, Biden le sugiere a Obama: “Vamos, Barack, tienes que imprimir una partida de nacimiento falsa, meterla en un sobre que ponga ‘SECRETO’ y dejarla en el Despacho Oval”.

Se han cruzado ideas para todos los gustos, a cada cual más alocada: que si el vicepresidente podría darle la dirección incorrecta de la Casa Blanca al magnate, para conseguir que llegase tarde a su propia toma de posesión; que si tendría que intentar hacerle pasar un Telesketch por los controles para ordenar un bombardeo; que si, como en el siguiente tuit, “¿podría poner cojines de pedorretas en todas las sillas?” antes de que el republicano hiciese su entrada en el Despacho Oval...

“Joe, estoy en el teléfono”, le contesta Obama, a lo que Biden responde, en un susurro, “no has dicho que no...”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs