Mursi insta a sus seguidores a luchar hasta conseguir la victoria en Egipto

El expresidente islamista egipcio Mohamed Mursi instó hoy a sus seguidores a continuar su "revolución pacífica hasta la victoria", según una carta publicada en su página oficial de la red social Facebook.

El expresidente islamista egipcio Mohamed Mursi instó hoy a sus seguidores a continuar su "revolución pacífica hasta la victoria", según una carta publicada en su página oficial de la red social Facebook.

"Caminad por el sendero de la revolución pacífica con la solidez de las montañas y con la determinación de los truenos, que vuestra revolución tendrá éxito muy pronto", escribió el exmandatario en una misiva enviada desde la prisión de Burj al Arab, en Alejandría (norte).

Asimismo, instó a sus partidarios a "preparar el ambiente revolucionario"para que la mayoría del pueblo egipcio haga oír sus reivindicaciones, después de que ya "haya enseñado al mundo su silencio inmenso"durante los comicios presidenciales.

"Ningún pueblo libre reconoció a este régimen golpista criminal gracias a la continuación de la revolución pacífica de los egipcios", añadió en la carta, que firma como presidente de la República Árabe de Egipto.

Explicó que él mismo tendió todos sus esfuerzos para luchar contra "la corrupción y la criminalidad, mediante la ley y medidas revolucionarias", y reconoció que durante ese esfuerzo consiguió éxitos, aunque también cometió también errores.

Además, Mursi recalcó su llamamiento a sus seguidores para conservar su revolución y sus objetivos y evitar que la sangre de los muertos, el sufrimiento de los heridos y el sacrificio de los detenidos sean en vano.

La Alianza para la Legitimidad, integrada por los Hermanos Musulmanes y otros grupos islamistas afines, llamó el pasado 29 de mayo a una "tercera ola revolucionaria"en contra de la elección de Abdelfatah al Sisi y a favor de la vuelta de Mursi, aunque de momento no ha sido seguida de grandes manifestaciones.

Mursi, que se encuentra preso mientras se celebran varios juicios en su contra por una serie de causas, fue derrocado el pasado 3 de julio por el Ejército después de varios días de protestas masivas que pedían la celebración de elecciones presidenciales anticipadas.

La Fuerzas Armadas, apoyadas por una gran parte de la clase política, establecieron una hoja de ruta para la transición política que llevó al establecimiento de una nueva Constitución y la elección, a finales del mes pasado, del exministro de Defensa Al Sisi como nuevo presidente.

El guión establecido por los militares concluirá con la celebración de elecciones legislativas, previstas para este año, que conformarán el nuevo Parlamento.