Política

Putin busca ahora «apoderarse» de Mariupol

El líder ucraniano, Petro Poroshenko, subrayó además que Rusia no deja de intentar «ampliar su ocupación de Ucrania», en medio de un repunte de las tensiones con Rusia tras el incidente de la semana pasada en el mar de Azov

Un par de militares fronterizos ucranianos patrulla en Milove, al este de Ucrania / Ap
Un par de militares fronterizos ucranianos patrulla en Milove, al este de Ucrania / Ap

El líder ucraniano, Petro Poroshenko, subrayó además que Rusia no deja de intentar «ampliar su ocupación de Ucrania», en medio de un repunte de las tensiones con Rusia tras el incidente de la semana pasada en el mar de Azov.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha avisado de que Rusia tiene intención de apoderarse de las ciudades ucranianas de Berdiansk y Mariupol para asegurarse una ruta terrestre desde el separatista este de Ucrania, la región del Donbás, hasta el territorio de Crimea, actualmente integrado en Rusia. «Moscú trata de conseguir un corredor terrestre desde un Donbás ocupado a una Crimea ocupada, apoderándose de Mariupol y Berdiansk», destacó Poroshenko en una entrevista. El líder ucraniano subrayó además que Rusia no deja de intentar «ampliar su ocupación de Ucrania», en medio de un repunte de las tensiones con Rusia tras el incidente de la semana pasada en el mar de Azov. Fuentes oficiales rusas calificaron sus acusaciones como «infundadas». El apresamiento de tres buques ucranianos por Rusia en el mar Negro muestra que Moscú tiene la intención de abrir una nuevo frente de «guerra híbrida», esta vez naval, contra Ucrania, según expertos militares y diplomáticos de Kiev consultados por Efe. El interminable conflicto entre ambos Estados se reavivó el 25 de noviembre, después de que guardacostas de la Armada rusa abrieran fuego contra tres barcos ucranianos y apresaran a sus tripulantes cuando navegaban por el estrecho de Kerch, que separa el mar Negro del mar interno de Azov. «Desde hace tiempo existe una guerra a gran escala contra Ucrania dirigida por Rusia, que confirmó su conducta agresiva violando el derecho de paso inocente en aguas neutrales», aseguró ayer el diplomático ucraniano y experto en política exterior Bohdan Yaremenko.
Desde que el Gobierno ruso terminara este año la construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que conecta la parte continental de Rusia con la península ucraniana de Crimea (anexionada por Rusia en 2014), las tensiones con Ucrania se han incrementado. El Ejército ruso ha reforzado su presencia militar en el mar interno de Azov, compartido por ambos países en virtud de un acuerdo bilateral firmado en 2003, que garantiza la libertad de navegación de las embarcaciones siempre que estén a más de 12 millas del mar territorial del otro Estado ribereño.