Paco Jémez y su particular versión de lo que está sucediendo con el coronavirus

“Jugaremos cuando digan, pero hay cosas más importantes que el fútbol”, ha dicho Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano.

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, declaró este martes a EFE que “ojalá la competición liguera se pueda reanudar a principios de mayo”, aunque admitió que ahora mismo su pensamiento no lo tiene puesto en ello puesto que “hay cosas más importantes que el fútbol como son la salud y nuestras vidas”.

Debido a la pandemia de coronavirus que afecta a toda España y al estado de alarma decretado por el Gobierno, Paco Jémez atiende a EFE desde su domicilio dónde pasa las horas haciendo "un poco de todo".

“Me levanto por la mañana, hago un poquito de ejercicio en un medio gimnasio improvisado, bajo a comprar rápido con mis guantes y mi mascarilla y después toco la guitarra, veo series, juego a la Play, veo fútbol y golf”, declaró.

“Aún así, con tanto tiempo, me aburro. Esto es lo más parecido a estar en la cárcel. Me doy cuenta que nuestra vida era tremendamente fantástica, por mucho que la gran mayoría se queje. El problema es que luego se nos olvida todo muy pronto, porque si nos durará sería todo mucho mejor”, confesó.

Para Paco Jémez, igual que para el resto de la población española, está “situación nueva no va a ser para cinco o siete días, sino para más”.

Me estoy mentalizando e intentando invertir el tiempo haciendo cosas, y sobre todo trato de estar en contacto permanente con la familia porque yo estoy en Madrid, ellos fuera, y necesito saber que están bien”, confesó.

Tras casi una semana sin entrenar, y sin plazos para regresar al trabajo debido al estado de alarma que vive España, Paco Jémez no piensa de momento en la vuelta a los entrenamientos ni en cómo puede afectar este parón a sus jugadores.

“No me importa como puede afectar al equipo esto. Hay cosas más importantes que el fútbol como son nuestra salud y nuestras vidas. Estamos hablando que se lleva la vida de muchas personas, por desgracia. Como no tenemos plazo de vuelta mi pensamiento no está en cuando va a empezar la Liga. Lo importante es cuidarnos, ser sensatos, quedarnos en casa, salir lo menos posible y que la familia y allegados estén bien. El fútbol queda en un segundo plano”, señaló.

Sin poder salir a la calle o a recintos deportivos a practicar deporte, los jugadores de la primera plantilla del Rayo pueden seguir, en la medida de la posibilidad de sus domicilios, un plan de trabajo físico.

Dentro de un piso poco se puede hacer. Puedes hacer algo de auto-cargas o de gomas. Hemos preguntado a cada uno lo que tenía y hemos confeccionado un plan, pero eso no sirve para deportistas profesionales. Que nadie piense que por hacer algo de ejercicio en casa no pierdes la forma. Son jugadores acostumbrados a una carga de físico enorme y eso ahora no lo tienen”, subrayó.

La UEFA, con el aplazamiento de la Eurocopa a 2021, espera que las diferentes competiciones ligueras de los países europeos puedan terminar entre mayo y junio.

Ojalá la Liga empiece la primera semana de mayo, no habría nada que me gustaría más, pero los jugadores llevan parados mucho tiempo y no los puedes poner a competir al día siguiente. Necesitan un tiempo para entrenar y ponerse en forma otra vez. Es una situación de fuerza mayor e igual que ahora se está sacrificando mucha gente luego igual nos tenemos que sacrificar nosotros”, confesó.

“Lo más sensato es esperar y cuando veamos dónde estamos veremos la situación que se puede tomar. Los plazos los marca el coronavirus y hasta que no lo dobleguemos no vale el resto. Hay cosas que me preocupan mucho más porque el fútbol tarde o temprano arrancará, pero a muchas empresas esto las va a hundir en la miseria. El impacto económico va a ser brutal”, señaló.

Nosotros estaremos dispuestos a competir para acabar la temporada cuando sea, si es que se puede terminar. En ese aspecto nadie va a tener ningún problema, como si hay que jugar en verano. Se jugará cuando se tenga que jugar, pero en estos momentos los plazos que se creían van a ir mucho más allá”, concluyó.