Adelgazar después de los 50 es posible y así lo puedes conseguir

Los expertos nos cuentan dónde reside el secreto.

Adelgazar a partir de los 50.
Adelgazar a partir de los 50.GtresGTRES

Con el destape del verano a muchas se nos antoja perder peso. Sabemos que las dietas milagro no funcionan y que la única manera de adelgazar a largo plazo es seguir una alimentación consciente y confiar en los tips de las expertas en psiconutrición. Sin embargo, parece que a partir de los 50 años tampoco llevar una dieta sana y equilibrada es la garantía del éxito. Aunque realmente esto sí ayuda, es cierto que a partir de esta edad perder peso es más complicado. ¿Por qué ocurre de esta manera? Nos hemos puesto en contacto con el dietista- nutricionista Antonio Adújar y esto es lo que nos ha revelado.

¿Podemos perder peso a partir de los 50?

“Claro que se puede perder peso a los 50″, ha confirmado el especialista a esta cabecera. Sin embargo, nos ha explicado que con la menopausia se producen importantes cambios hormonales en las mujeres. Sostiene que esto se debe fundamentalmente a la reducción de estrógenos, hormonas sexuales que, entre otras cosas, ayudan a eliminar grasa y mantener el tono muscular.

Adelgazar a partir de los 50.
Adelgazar a partir de los 50.Frédéric CirouGTRES

Según Andújar, si queremos mantener un peso saludable a los 50 años, las mujeres tenemos que realizar una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico de forma regular. Solo de esta manera lograremos mantener la tonificación muscular. “La dieta debe ajustarse bien en cuanto a energía y aumentar el aporte de calcio pues los requerimientos son mayores en esta edad”, nos dice el experto. En referencia a este último punto, los alimentos que recomienda consumir son: lácteos (principalmente yogur porque tiene menos lactosa y se tolera mejor), semillas de sésamo y sardinas. Estás últimas son muy buenas fuentes de calcio y vitamina D. La vitamina D es imprescindible para el aprovechamiento del calcio por los huesos.

Sumamos a estas recomendaciones las de Salvador Ferrando, dietista-nutricionista de Instituto Médico Ricart. Comenta que, básicamente, a partir de la menopausia debemos modular el consumo de carbohidratos dependiendo de la actividad física de la persona y de sus antecedentes personales y familiares de diabetes y de otros factores patológicos y su actividad física. El objetivo es impedir que aumente la grasa visceral, que es la más patológica. Debemos por tanto, vigilar el consumo de arroz, pan, maíz, las frutas incluso e intentar intercambiarlos por proteínas de calidad como el huevo o pescado y también es conveniente reducir el consumo de carnes para mejorar así la masa muscular que nos ayudará a generar un metabolismo más activo. Por otro lado, el consumo de micronutrientes antioxidantes y antiinflamatorios, que están presentes en las frutas y las verduras, debemos potenciarlo.

En definitiva, como asegura también la Doctora Beatriz Beltrán, internista, médico estética y especialista en nutrición ortomolecular, “claro que es posible perder peso a partir de los 50″. “Siempre es más complicado porque hormonalmente tenemos más dificultad y el metabolismo se enlentece con edad”, comenta la experta. Y agrega: “el secreto es sentarse con el paciente y realizar un cambio de hábitos que le sirva para siempre”.