Estiramientos fáciles para tonificar tus glúteos

Te contamos por qué es esencial estirar para tener unos glúteos firmes.

¿Estirar para tonificar? Pues sí. Resulta que lo que conocemos como estiramientos son en realidad ejercicios a partir de los cuales trabajamos la capacidad elástica de nuestras fibras musculares. Así, nuestros músculos consiguen una mayor elongación de sus fibras, lo cual es esencial para tener un cuerpo estilizado y bonito. Con el glúteo pasa esto mismo. Por eso, aunque las sentadillas o el running nos puedan ayudar es esencial conocer algunos estiramientos fáciles para tonificar tus glúteos. Influencers e instructoras como Coco Constans y Patry Jordán nos han regalado a través de Instagram y YouTube respectivamente dos secuencias completas de estiramientos y zancadas que nos van a hacer sentir la diferencia. ¡Toma nota!

“Muévete con la respiración y escuchándote. Fluye a la vez que estiras y tonificas todo el cuerpo”, sugería Coco Constans a sus seguidores cuando subía este vídeo a su perfil de Instagram. En 14 minutos, la instagramer nos ayuda a fluir. Te invitamos a hacer estos ejercicios para comprobar de qué manera, por medio de lo que aparentemente son solo estiramientos sencillos, nuestros músculos trabajan en profundidad. Si sientes agujetas a la mana siguiente, no es que hayas subido escaleras de más es que con los ejercicios de Constans muchas fibras que estaban oxidadas han… ¡vuelto a la vida! Actívate.

Como te indicábamos al comienzo de este artículo, las zancadas nos ayudan a elongar y a mantener el equilibrio por eso hacen que trabajemos los músculos en mayor profundidad que cuando hacemos una sentadilla por ejemplo. Además, el hecho de tener que repartir el peso de nuestro cuerpo entre ambas piernas hace que tengamos que tener mayor control de movimiento y muchas veces centrarnos en la técnica y no en la velocidad o el número de repeticiones llevando acompasada la respiración para oxigenar nuestros músculos es la clave del éxito. Puedes hacer en casa esta rutina de zancadas de 10 minutos para fortalecer y tonificar glúteos y piernas. Lo mejor es que no necesitas material. La puedes hacer, según sugiere Patry Jordán, tres veces por semana y unirla a otras rutinas para ir trabajando de forma alterna diferentes partes de tu cuerpo.

No olvides que el cuerpo del verano se trabaja todo el año. ¿A qué estás esperando?