2021: el año de la infidelidad

La pandemia y el distanciamiento social han hecho mella en la manera de plantear las relaciones de pareja. La monogamia pierde puntos frente a las ganas de tener aventuras afectivas.

coronavirus. infidelidad
El sexting no se considera infidelidad para los españolesDreamstimeDreamstime

La manera en la que vivimos nuestras relaciones amorosas está sufriendo una transformación desde hace unos años, o al menos nunca habíamos hablado de manera tan clara de poligamia o relaciones abiertas. Sin embargo, el confinamiento se ha convertido en el caldo de cultivo perfecto para sacar a relucir nuestras ganas de variedad y aventuras.

La plataforma líder de aventuras extramatrimoniales Ashley Madison ha realizado un estudio en el que 2.388 usuarios han sido encuestados para analizar qué han aprendido en el pasado 2020 y qué esperan de este año en el amor.

Cuando preguntan a los encuestados españoles que metas se han propuesto para este 2021, un 26% afirma que sería tener su primera aventura, ya sea virtual o real. Un considerable 36% tiene ansia de vivir experiencias presenciales por lo que elige “tener el mayor número de citas en persona posible”. El mismo porcentaje, otro 36% seleccionan “perder menos tiempo antes de quedar con alguien por primera vez”. Es decir, cuanto antes conozcamos a nuestro amante en persona mejor, así podemos ver como habla, como camina, la comunicación no verbal…

Parece clara que el covid ha afectado a todas las facetas de nuestra existencia, incluyendo la amorosa. El 30% de los españoles afirma que el confinamiento forzoso a podido reforzar su relación de pareja, aunque también hay un porcentaje muy alto de divorcios entre matrimonios que se han dado cuenta de sus diferencias durante este periodo.

¿Qué es lo que busca un infiel español de su amante?

Una de las grandes diferencias a nivel de género es que tan solo un 2% de los hombres seleccionan el “autoconocimiento” como lo que mas esperan sacar de sus aventuras, frente un 10% de las mujeres encuestadas. Entre las razones mas seleccionadas a la hora de tener una aventura extra- matrimonial, también se encuentran “amistad” y “ganar confianza”.

Un 36% de las mujeres encuestadas a nivel global confirman que ya no se sienten atraídas por sus parejas frente a un 18% de hombres. Un 26% de españoles se ha dado cuenta este año que ya no son sexualmente compatibles.

Quizá la gran sorpresa de este estudio es saber lo que es ser infiel y lo que se considera o no tener una infidelidad. Como un espejo de nuestra sociedad, el reality La Isla de las Tentaciones nos muestra, en su tercera edición, que lo que uno hace no se considera tan grave como lo que vemos que hace nuestra pareja. En esta encuesta, menos de la mitad de los preguntados consideran infidelidad el besar a otra persona, mientras que solo un 26% dicen lo mismo de hacer sexting. Es decir, tan solo uno de cada cuatro considera que no es moramente muy ético el compartir mensajes, audios o fotos de contenido sexual (aunque tu pareja esté durmiendo a tu lado o lo tengas que hacer a escondidas).

Nadie considera que halar con un ex o hacer comentarios o darle “likes” en las redes sociales a gente que te gusta se pueda considerar meter los cuernos, mientras que tres de cada cuatro tiene claro que la definición cambia cuando sucede algo físico.

¿Y si le damos la vuelta? Cuando preguntan a los encuestados qué consideran sus parejas una infidelidad, aquí la cosa cambia: solo vemos paja en el ojo ajeno. Un 11% de los encuestados españoles afirman que sus parejas verían infidelidad hablar con un ex y un 30% ya consideran infidelidad el hecho de masturbarse.

Monogamia

La monogamia es una norma social que hemos ido aceptando a lo largo de los últimos siglos, no una ley de la naturaleza; de hecho, hay pocos animales que la contemplen siquiera entre sus rituales. Cada vez hay más diversidades afectivas y personas que la rechazan. Es por ello curioso comprobar que tan solo al

31% de los infieles españoles declara que a ellos no les funciona y un 38% que una relación de amor puede existir sin ser necesariamente monógama. Tan solo un 18% piensa que la monogamia funciona cuando se ha encontrado a la persona correcta.

Lara Ferreiro, psicóloga experta en sexualidad y terapia de parejas, pronostica que “2021 será el año donde poner en práctica todo lo que nunca antes las personas se habían permitido hacer. Para muchos tener un amante es el complemento perfecto como método de autocuidado y realización personal. La infidelidad será la solución definitiva vitalicia dentro de la mayoría de los matrimonios en los próximos años.”