Naty Abascal se convierte en la invitada mejor vestida en una boda en Colombia

La socialité nos da una lección de estilo con un precioso vestido de Oscar de la Renta.

La socialité nos da una lección de estilo con un precioso vestido de Oscar de la Renta
La socialité nos da una lección de estilo con un precioso vestido de Oscar de la Renta FOTO: @natyabascal

La primavera es la estación por excelencia de los conocidos como eventos BBC (bodas, bautizos y comuniones), y esto es algo que no solo afecta a nuestro país, si no a casi todo. El buen tiempo, la baja incidencia de la pandemia que nos ha permitido juntarnos durante mucho tiempo y las ganas que todos tenemos de disfrutar de un tiempo junto hace que estas celebraciones sean todavía más especiales si caben. Y aunque todavía estamos al inicio, ya son muchas las influencers las que nos han dejado sus looks de invitada y nosotras no hemos querido perder la oportunidad para ficharlos y tomar ideas.

Pero si tenemos que elegir una musa de estilo para este tipo de eventos ninguna como Nati Abascal. La que ha sido una de nuestras modelos más internacionales, amiga de los grandes nombres de la moda del siglo XX como Valentino, se prodiga poco en Instagram, pero lo cierto es que cada vez que lo hace nos regala estilismos dignos de recordar durante los próximos años. El último ha sido gracias a una boda en Colombia a la que la diseñadora y estilista de moda ha acudido luciendo perfecta como siempre.

La elección del vestido en cuestión ha sido un precioso diseño de flores de largo midi y escote de hombros al aire firmado por Oscar de la Renta, que acompañó de unas sandalias doradas de Aquazurra, capitaneada por Edgardo Osorio, otro de los íntimos amigos de Nati y también invitado a la boda.

Además, Nati combinó su look con un original tocado de flores fucsias de la diseñadora Mariana Barturen y bolso de mano en color fucsia. Un estilismo de aire tropical y caribeño que nos ha encantado y que no podemos esperar a que llegue el buen tiempo para copiar, eso sí, esperemos que Amancio o Zara nos regale su versión lowcost.