Trucos para lavar en casa tu ropa de limpieza en seco y ahorrarte dinero y un paseo a la lavandería

Te contamos tres trucos de experto que nosotras ya hemos puesto en práctica, y con mucho éxito.

Te contamos tres trucos de experto que nosotras ya hemos pesto en práctica, y con mucho éxito
Te contamos tres trucos de experto que nosotras ya hemos pesto en práctica, y con mucho éxito FOTO: Pinterest

Seguro que en algún momento de tu vida te has encontrado ante esta situación: te compras una prenda de calidad, realizada en un material excelente, y puede que si has tenido suerte sea en rebajas. Quizás el motivo que te ha animado a hacerte con ella definitivamente, o que haya puesto a tu alcance esa prenda que a su precio habitual puede resultarte prohibitiva. Hasta aquí todo perfecto, pero ahora llega la segunda parte. Después de varias puestas y de disfrutar de ella, alguna mancha o simplemente el uso hace que toque lavarla. Miramos detenidamente en su etiqueta sus instrucciones de lavado, y entonces llega la sorpresa en forma de símbolo, a veces acompañado también por esta frase: limpieza en seco.

Aquí empiezan los problemas. Y es que no sería la primera vez que me he gastado en la tintorería casi el mismo precio que me ha costado comprar alguna prenda nueva. Pero a lo largo de los años, y gracias a los consejos de mi madre y de alguna amiga he conseguido en la mayoría de los casos si no evitar ese momento, al menos sí esparcirlo en el tiempo, con su consiguiente ahorro de dinero. ¿Qué como lo he hecho? Te cuento truco por truco.

Manchas pequeñas y localizadas

Si se trata de una mancha más bien pequeña y en un sitio concreto, no por toda la prenda, la química ha puesto a nuestra disposición varios productos y sprays de limpieza en seco que puedes encontrar en cualquier supermercado o incluso en Amazon. Solo tienes que rociarlos sobre la ropa y dejarlos actuar.

Lavado a mano

Muchas veces nos encontramos con indicaciones de lavado en seco en prendas realizadas en tejidos como la lana, el cashmere, el satén o la seda. Pero generalmente se trata más de una cura en salud de las marcas que de algo real, ya que este tipo de telas sí se pueden mojar, siempre que se haga en agua fría. Llena un barreño de agua fría con un detergente especial para prendas delicadas y sumerge la prenda. Después frota con la yema de los dedos sobre la mancha. Cambia el agua por otra limpia y enjuaga bien la prenda. Una vez terminado el proceso de secado es casi tan importante como el de lavado, así que asegúrate de ponerla en una superficie lisa, y mejor en horizontal que en vertical. Así evitarás que la prenda se desforme o sobra cualquier alteración.

Programa de prendas delicadas

Uno de los mejores inventos que tiene tu lavadora es este programa especial. En él puedes lavar desde jerséis de punto o algodón hasta ropa interior de encaje o prendas de lino, uno de los tejidos que más usaremos las próximas temporadas. Solo tienes que asegurarte de usar agua fría, un detergente suave y por supuesto de no centrifugar.