Ventajas y desventajas de una app de citas según los psicólogos

Qué puede aportarte a tu vida sentimental esta nueva forma de ligue

Qué puede aportarte a tu vida sentimental esta nueva forma de ligue
Qué puede aportarte a tu vida sentimental esta nueva forma de ligue FOTO: Pinterest

Con la falta de interacción social (al menos a nivel físico) que han traído dos años de pandemia, todos hemos tenido que adaptarnos al mundo digital de una manera prácticamente obligada. Y no nos referimos solo a nivel trabajo, si no también en el ámbito personal, donde las quedadas con familia o amigos se convirtieron en video llamadas grupales. Algo parecido pasó en el complicado mundo de las citas. Y fue aquí donde las aplicaciones de ligue que ya estaban causando furor antes del 2020 vivieron un auténtico auge.

Para muchos fue la primera incursión en ellos, y para otros, que las habían probado y descartado, una segunda oportunidad para conocer a alguien en el mundo digital. Ahora, conocidas aunque sea de oídas por casi toda la población y convertidas ya en mainstream hemos querido ir un paso más allá y conocer de la mano de dos expertas en relaciones sentimentales cuales son los pros y los contras que pueden traer consigo esta nueva forma de relacionarse.

Ventajas

Silvia Congost es un referente nacional en autoestima, relaciones y dependencia emocional y autora de 10 libros de éxito. Estas serían para ella los beneficios de conocer a tu media naranja a través de este nuevo método:

-Se trata de una forma fácil y rápida para acceder y entrar en contacto con otras personas que buscan lo mismo que tú.

-Si te cuesta empezar a hablar con alguien, al ser a través de la aplicación es más impersonal y facilita ese primer paso.

-Puedes filtrar e ir directo a aquellos perfiles que encajen con tus “imprescindibles” y descartar el resto.

-Si se observa correctamente la forma de comportarse de la otra persona (frecuencia de los mensajes, tipo de mensajes, tipo de interés, etc...) se obtiene muchísima información que nos puede llevar al descarte antes de que sea tarde.

-Puedes ser muy claro con lo que quieres y lo que no te encaja para nada.

Desventajas

Pero, ¿qué es lo que la publicidad de estas páginas no te cuenta? Para Silvia podríamos resumirlo en cinco inconvenientes:

-Pueden “venderte la moto”: poner una foto desactualizada, información falsa, etc.

-Puedes engancharte en la parte “virtual” y si inviertes demasiado tiempo, que luego tengas inseguridad a la hora de quedar físicamente (pensando que tal vez no le gustarás, le decepcionarás, se desencantará...)

-Pierdes muchísima información, la que te aporta el ver a la otra persona en el plano real. Cómo se mueve, cómo come, cómo interactúa y trata a los demás...

-Puede generar más desconfianza por el hecho de ser todo virtual

-Potencia más la idealización de la otra persona. Al no conocerla en la realidad, todo está en nuestra cabeza y si nos enamoramos, la hacemos encajar con lo que nos gustaría que fuera y en caso de no coincidir con lo que es, el golpe puede ser muy fuerte...

Conocidas en rasgos generales los pros y los contras, hemos querido también saber de alguna manera para qué tipo de gente estarían recomendadas, y que para qué tipo de personalidades es mejor evitarlas. Para ello hemos preguntado a Lidia Alvarado, psicóloga y experta en el bienestar sentimental, que lleva años ayudando a las mujeres a transformar su vida. En su opinión, las aplicaciones de citas son tan solo un recurso más de todos los que tenemos a nuestro alcance y que amplían de manera considerable nuestras posibilidades, pero no son recomendables para todo el mundo.

¿Quién sí debería usarlas ?

-Personas tímidas o muy introvertidas a las que les cuesta mucho la interacción cara a cara, y que sentirían mucha vergüenza al entablar una conversación con un desconocido en un entorno real (bar de copas, discoteca, etc). El uso de estas aplicaciones les permite sentirse más protegidas e ir soltándose poco a poco a medida que aumenta su grado de confianza hacia la persona con quién está chateando.

-Personas que por sus circunstancias tienen un círculo social muy reducido y pocas posibilidades de conocer gente en su vida real (trabajo solitario; viven en localidades pequeñas; se han separado/divorciado y descuidaron sus amistades).

-Personas a las que no les gusta salir a los lugares habituales de copas y prefieren la interacción one to one.

-Personas que tienen muy poco tiempo libre o que viajaban mucho por trabajo. En estos casos tal vez no dispongan de horas libres para salir, pero seguro que siempre llevan un móvil encima.

-Personas que se han mudado recientemente a una nueva ciudad y tienen que empezar a construir su círculo social desde cero.

¿Y a quien no le recomiendas?

-Personas muy desconfiadas que siempre van a dudar del otro y a las que les costará mucho dar el paso final de conocerse en la vida real. Si tras largas conversaciones no se produce ese encuentro, el uso de estas aplicaciones no tiene sentido.

-Personas con rasgos de personalidad obsesivos que muy probablemente convertirán el uso de la aplicación en una fuente más de sus obsesiones al no poder dejar de utilizarla y estar siempre pendiente de si recibe respuestas o no. En este caso solo servirá para aumentar sus niveles de ansiedad.

-Personas que “odien” la tecnología y los móviles en particular. Estas aplicaciones no son para todos aquellos que usan un móvil solo porque se ha convertido en algo imprescindible en nuestro día a día, pero que en realidad lo detestan, silencian todos los grupos de whatsapp y lo tienen apagado todo lo posible. Usar estas aplicaciones les agobiaría mucho al exigirles estar todo el tiempo pendientes de recibir y responder mensajes.