Actualidad

Tres bebidas saludables para este verano

Se acerca el verano y seguro que más de uno ya está en plena operación bikini. Deporte, alimentación sana y, un concepto muchas veces olvidado, bebida sana. Tomarse una caña a la semana o una copita de vino durante el fin de semana no hace daño a nadie y tampoco tu peso se va a resentir.

Se acerca el verano y seguro que más de uno ya está en plena operación bikini. Deporte, alimentación sana y, un concepto muchas veces olvidado, bebida sana. Tomarse una caña a la semana o una copita de vino durante el fin de semana no hace daño a nadie y tampoco tu peso se va a resentir. El problema viene cuando en pleno verano, nos relajamos y tiramos al traste todo un año de sacrificios, tanto deportivos como de alimentación. Para que esto no suceda no se trata de hacer nada excepcional, simplemente debemos tratar de seguir cuidándonos, aunque sea de una forma más suave: salir a caminar por la arena durante la mañana, nadar un poco en la playa o en la piscina y, si practicas running, hacerlo al atardecer, cuando las temperaturas bajan y la fuerza del sol ya no es tanta. Además de esto, una alimentación sana es fundamental, entre la que se incluye también beber sano. Aquí van algunas sugerencias de bebidas saludables, refrescantes y naturales que disfrutar en verano (más allá del agua).

Té frío: es la bebida por excelencia del verano y además no tiene prácticamente ninguna caloría (si no le añades azúcar, claro). Se puede tomar a cualquier hora del día y resulta excelente para “matar” ese gusanillo que nos entra a media tarde. Puedes elaborarla más o menos dulce, amarga, cítrica o hasta un punto picante, todo depende del té que utilices.

Preparación: hay que preparar el té (por ejemplo, t éverdeé de la manera habitual pero, si lo vamos a tomar frío, lo elaboraremos con menos agua de lo habitual. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y cuando esté frío, añadimos un poco de agua bien fría junto con hielos, piel de limón (o naranja) y unas hojas de menta.

Zumo de frutas: más conocidos como ‘smoothies’, estos zumos de frutas son una opción perfecta durante todo el año, pero sobre todo en verano cuando nos sirven para refrescarnos y para un “picoteo” sano entre horas. Si estás a dieta, hay que vigilar el tipo de fruta que utilizas, ya que, aunque saludable, contiene azúcar. En verano, opta mejor por frutas más ligeras, como la piña, la manzana, la sandía o el melón (que además en verano están en su punto justo).

Preparación: se puede congelar la fruta que vayamos a utilizar o tenerla reci.n cortadaé Con una batidora, una licuadora o si tienes Thermomix, mezcla la fruta que hayas elegido, añade un yogur desnatado, algo de leche y zumo de naranja (opcional). Sírvelo con un poco de canela en polvo, te ayudará a acelerar la digestión.

Café Shakerato: los amantes del café están de enhorabuena, porque esta bebida, tan típica en Italia, es perfecta para quitarse el gusanillo de la cafeína y además beber sano. El café Shakerato se toma sin leche y aunque se le suele añadir algún tipo de licor tipo crema (Baileys), también se puede elaborar sin alcohol (ideal).

Preparación: colocamos un vaso el congelador para que se enfríe (se suele servir en la típica copa triangular de cóctel). A continuación preparamos una taza de café tipo “espresso” y, con la ayuda de una coctelera (o batiendo fuerte manualmente), le añadimos hielo, azúcar de caña integral y el café. Agitamos bien y vertimos en la copa que tenemos enfriando descartando el hielo con el que lo hemos batido. ¡Salud!