• El 60% de los españoles sólo utiliza protección solar en la piscina o en la playa

El 60% de los españoles sólo utiliza protección solar en la piscina o en la playa

Un 68% no sabe muy bien cómo, cuándo y dónde hay que aplicar la protección solar, el 27% reconoce haberse quemado

Este 13 de junio es el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. Ya está casi aquí el verano, y con él, las vacaciones, y muchos españoles comienzan sus preparativos, la compra de bañadores y bikinis para la playa y la piscina, las dietas y el ejercicio para ponerse en forma. También empieza la preocupación por lucir un bonito bronceado. Pero, ¿nos protegemos correctamente de los rayos solares? Según ha podido comprobar www.nutritienda.com, la tienda online líder en productos de salud y belleza, la respuesta en NO. Y es que un 60% de los españoles solo utiliza crema solar en las piscinas o en las playas durante sus vacaciones de verano y solo un 22% reconoce echarse crema durante todo el día con reaplicaciones continuas.

El equipo de Nutritienda.com ha realizado una encuesta a 3.500 personas mayores de 18 años de toda España como parte de un estudio sobre los hábitos de los españoles en vacaciones.

A todos los encuestados se les preguntó si durante sus vacaciones de verano utilizaban algún tipo de protección solar, las respuestas más comunes fueron las siguientes:

1. Durante todo el día con reaplicaciones continuas - 22%

2. Solo en la piscina y en la playa - 60%

3. Al salir de casa - 13%

4. Nunca - 5%

A los que contestaron que utilizaban algún tipo de protección solar también se les preguntó si dedicaban tiempo a ver cuál era el protector que mejor les convenía por su tipo de piel , color de los ojos y del cabello, capacidad para broncearse o moreno ya adquirido tal y como recomiendan los expertos y la verdad es que los resultados fueron preocupantes: solo un 36% sigue estas pautas para aplicarse un tipo de protector u otro a lo largo del verano empezando por protectores más altos y bajando progresivamente. Un 45% utiliza el mismo tipo todas las vacaciones, y un 19% el que "tiene más a mano".

También se les preguntó si se habían quemado en algún momento de las vacaciones, a lo que un 27% reconoció que sí, de los cuales el 52% eran menores de 25 años, un 33% entre 25 y 50 años y solo un 15% mayores de 50.

Por último, un 68% admitió que no saben muy bien cómo, cuándo y dónde hay que aplicar la protección solar. La recomendación es que debe aplicarse con la piel bien limpia, unos 25 ó 30 minutos antes de la exposición solar. Además, si se va a estar mucho tiempo dentro del agua hay que renovarla según nos hayamos secado y si se permanece mucho tiempo al sol reaplicarla, como mínimo, cada hora, incluso cuando se está debajo de la sombrilla. Hay que aplicarse la protección en todo el cuerpo, y especialmente en zonas que suelen olvidarse, como las orejas, el cuero cabelludo, el empeine, los labios y la cara externa de las manos.

Estos son unos sencillos consejos para prevenir el cáncer de piel:

1. No tomar el sol entre las 13 y las 16 h.

2. No permanecer bajo el sol durante largos periodos de tiempo.

3. Protegerse con cremas solares en función de tu tipo de piel, color de ojos y cabello: Si la piel es muy blanca, el pelo rubio o castaño claro y ojos azules o verdes se debe utilizar protección 50 o más. Si la piel es morena, pelo castaño, y ojos oscuros será suficiente con protección 30 y sin embargo si la piel es muy morena, ojos y pelo muy oscuros y uno se pone moreno muy rápidamente se puede usar protección 15. Aunque los expertos recomiendan usar el máximo factor de protección.

4. Usar gafas de sol, sombrillas y ropa para protegerse del sol.

5. Beber agua con frecuencia para hidratar la piel.

6. Acudir al dermatólogo ante cualquier signo de alerta.

7. Vigilar marcas en la piel que han cambiado de color, tamaño o forma, son diferentes del resto, son asimétricas o tienen bordes irregulares, tienen un tamaño superior a 6 mm, tienen un tacto áspero o escamoso, tienen varios colores, pican, sangran, tienen una superficie brillante, parecen una herida pero no cicatrizan.