El «desnudo contorsionista» de la extronista Steisy que se ha convertido en un reto viral

Tras recibir críticas por una foto que compartió en su Instagram, la extronista de 'Mujeres y hombres y viceversa' retó a sus seguidores a imitarla.

El reto de la extronista Steisy
El reto de la extronista Steisy

Tras las críticas a su foto Patricia Steisy animó a sus seguidores a hacer lo mismo: «Si imitáis la foto con ropa o sin, como queráis, os subo a mi historia».

Patricia Steisy, la extronista de 'MyHyV', vuelve a ser noticia pero en esta ocasión no es por que haya tenido una bronca en Sálvame o alguna declaración subida de tono, sino por conseguir hacer viral un reto que surgió de una forma imprevista y absurda: con una foto en Instagram. Informa ExclusivaDigital.com.

Según recoge OutDoor, todo comenzó el sábado por la noche, mientras se encontraba descansando de su viaje por Italia, y aprovechó para quejarse via 'stories' de las constantes críticas que recibía por sus publicaciones ligera de ropa. En una en concreto le criticaban que la pose era imposible de realizar, o estaba como minino pasada por photoshop.

Ella animó a sus seguidores a que enviaran fotos en la misma pose para demostrar que ella es real como la vida misma. Y tanta gente se ha animado con el reto... que se ha vuelto viral.

La foto en concreto es bastante difícil de hacer: se ve cómo la modelo se tapa el «chumi», como ella lo llama, sacando la mano por detrás debajo de las piernas. Una postura digna de toda una contorsionista que muchos no se terminaban por creer.

En concreto, dijo dos: #bolleando y #mibolloesmíoymelocojocuandoquiero. Y prometió que si le etiquetaban y había alguna “súper graciosa”, lo subiría a sus stories. Dicho y hecho, las imágenes del reto no se hicieron esperar y Steisy complió su promesa y las subió a sus historias de Instagram.

Después de tanto bombo Patricia no ha podido menos que agradecer a todo el mundo la implicación con su causa: "Estoy muy contenta con todas las fotos que me habéis mandado y con todos los que han intentado hacer la foto, porque ya sabéis que por esa foto una niña me ha llamado guarra, y creo que es una forma de rebeldía y de que todas las mujeres y los hombres nos unamos a la causa: que por esas fotos no somos guarras”.