Ivonne Reyes, desolada tras la muerte de su hermano

La familia, muy afectada, espera a los resultados de la autopsia para saber las causas de la muerte

La presentadora Monica Hoyos, Ivonne Reyes y su hijo Alejandro Reyes en el entierro de David
La presentadora Monica Hoyos, Ivonne Reyes y su hijo Alejandro Reyes en el entierro de David

La familia, muy afectada, espera a los resultados de la autopsia para saber las causas de la muerte

Ivonne Reyes y su hermana Clairet están destrozadas. Su vida ha sufrido un vuelco terrible tras la trágica muerte de su hermano, David Fernando, de 42 años. Los hechos ocurrieron el pasado lunes, por la noche. «La Policía lo encontró en la calle, se había caído y como consecuencia había sufrido un traumatismo en la cabeza. Sufrió varias paradas cardiorespiratorias en la calle y aunque los miembros del SAMUR acudieron a los pocos minutos al lugar del accidente, y le trasladaron de urgencias al Hospital Clínico, no pudieron reanimarle». David murió a las pocas horas.

Eran las cuatro de la madrugada cuando, según Clairet, «recibí una llamada de la Policía comunicándome la noticia. Fue terrible, me vine abajo. Mi hermana Ivonne y yo estamos destrozadas. Ese mismo día había estado con él en Onda Verde, donde hacemos un programa de radio. Comimos juntos y al terminar él se marchó casa. A las ocho de la tarde hablamos por teléfono y estaba bien».

Algunos medios han publicado que podría tratarse de un suicidio, pero Clairet asegura que «eso es una barbaridad. Habrá que esperar a los resultados de la autopsia pero todo parece indicar que sufrió un desmayo y se cayó golpeándose fuertemente en la cabeza», asegura. «Los que afirman que ha sido un suicidio no se dan cuenta del inmenso daño que pueden hacerle a su hija Ainhoa, de catorce años, que, aunque vive con su madre en Málaga, pasaba unos días en Madrid con su padre». «Nuestros abogados ejercerán las medidas oportunas contra estas infamias», asegura.

- Separado y depresivo

Separado desde hace casi un año de Liz Tay Pereira, la madre de su hija, David sufría depresión. Su hermana reconoce esta situación, pero asegura que «últimamente se sentía mejor; estaba más tranquilo, volcado en su hija y en su trabajo. Colaboraba con nosotras en todo lo relacionado con los compromisos profesionales de Ivonne. Su pérdida es muy dura de llevar. Estaba en la flor de la vida, era un hombre joven con muchas ganas de vivir. Es posible que le sentara mal la medicación tan fuerte que tomaba y que empezara a sentirse mal y se mareara», comenta muy afectada. Está previsto que hoy, a la una del medio día, el cortejo fúnebre se traslade del Tanatorio de la M-30 al crematorio del Cementerio de la Almudena, donde será incinerado en la más estricta intimidad.

El nombre de David aparece vinculado a las empresas de su hermana Ivonne, «Ilumage Producciones» e «Ideas 2013». Desde que vino a España desde su Venezuela natal no se separó de sus dos hermanas. La presentadora fue la madrina de su boda con Liz hace ahora tres años. El matrimonio se rompió y David continuó en Madrid con las empresas familiares, ejerciendo labores de productor de televisión y organizador de eventos, mientras que su mujer se trasladaba a vivir a Málaga con la hija en común. Fue entonces cuando comenzó a sufrir estados depresivos, «le costaba estar alejado de Ainhoa, porque se sentía muy unido a ella. La distancia era, para él, muy difícil de llevar», confirma su hermana.

Clairet describe a su hermano como «un hombre bueno, cariñoso, trabajador y muy sensible. El vacío que ha dejado en nuestras vidas es imposible de llenar. Ha sido una muerte prematura, era demasiado joven para irse de este mundo». Ayer, Ivonne estaba desolada. No podía contener las lágrimas. Para ella, David era más que un hermano, era, según su hermana, «su sombra, su colaborador más estrecho y su amigo». En el tanatorio, no encontraba consuelo. Se ha ido uno de los hombres más importantes de su vida.