Jessica Bueno y Kiko se ven las caras por su hijo

Desde que el pasado 2 de septiembre Jessica Bueno partiese con su hijo rumbo a Londres para iniciar una nueva vida junto a su marido, el futbolista del BrentfordJota Peleteiro, y su pequeño Francisco, no habíamos visto a la modelo de regreso en nuestro país. Sin embargo, el pasado viernes 25 de septiembre, Jessica aterrizaba en Sevilla y lo hacía con su retoño.

Su madre, Loli, fue a recibirla al aeropuerto y cogió en sus brazos a su nieto, al que llevó hasta el coche que les esperaba, y con el que se fueron rumbo a casa de Kiko Rivera. En la puerta del chalet se encontraba el hijo de Isabel Pantoja, que estaba impaciente por volver a tener cerca a su pequeño.

Mostrando una imagen cariñosa con Jessica, Kiko la cogió por el hombro y la invitó a entrar en su casa. Una vez en el interior, la modelo se despidió de su hijo hasta el día de la recogida y su vuelta a la capital británica. Se percibe que la relación entre Jessica y Kiko ha mejorado mucho en los últimos tiempos, desde que el juez permitiese que el niño se marchase a vivir a Londres. Ambos desean lo mejor para su retoño y no quieren que el niño sufra con su separación, por lo que están poniendo todo de su parte para que así sea.

A Jessica, embarazada de cuatro meses, ya se le empieza a notar la tripita, pero esto no le impide llevar una vida normal y coger a su pequeño Francisco en brazos. Quizá la felicidad de haber cumplido su sueño de vivir en Londres junto a su marido, Jota Peleteiro, y su pequeño le esté dando fuerzas para encontrarse mejor que nunca y es que se la ve con un aspecto inmejorable.

Está previsto que la modelo dé a luz el próximo mes de febrero. Este será el primer hijo de Jessica fruto de su matrimonio con el futbolista, con el que se casó el pasado 6 de junio en Marbella, después de dos años de relación.

Para entonces, Kiko ya tendrá también a su pequeña Ana, fruto de su relación con Irene.