Juanjo Rodríguez: «Algunas famosas me piden rebajas, pero no trabajo gratis»

Los ejercicios de Juanjo Rodríguez son el secreto detrás de los tipazos que lucen Paula Echevarría, Blanca Suárez y Ariadne Artiles. El entrenador desvela sus métodos y trucos para moldear los cuerpos de las «celebrities»

Los ejercicios de Juanjo Rodríguez son el secreto detrás de los tipazos que lucen Paula Echevarría, Blanca Suárez y Ariadne Artiles. El entrenador desvela sus métodos y trucos para moldear los cuerpos de las «celebrities»

Similar a lo que ocurre ahora en política para gobernar, hasta hace unos años el posado de la famosa en bikini era cuestión de pactos y robados. Hoy en día, esa manera de retratar el suicidio de las olas sobre el cuerpo de actrices, modelos y presentadoras ha derivado en un universo «amateur» estival que tiene un culpable: Instagram. En una sociedad donde la imagen cada vez es más potente y difundida, los personajes públicos han de vigilar más su cuerpo. Por ello ya hay quien se ha erigido en el entrenador de las famosas: Juanjo Rodríguez.

Él es el responsable del tipazo que lucen Paula Echevarría, Blanca Suárez, Ariadne Artiles, Melani Olivares y Mar Saura. «Ellas viven de su cuerpo, por lo que sacar tiempo para practicar ejercicio se convierte en una obligación», afirma. Para que sus compromisos profesionales no afecten a las rutinas de entrenamiento, la solución son las tablas de ejercicios que él les envía «para que puedan mantener el nivel que han logrado y además consigan continuar mejorando cuando se reincorporen».

El secreto es el trabajo intensivo, que exige menos tiempo y da mejores resultados, porque los músculos se esfuerzan más. Esa manera de entrenar se ha visto revolucionada por una nueva técnica, clave en los magníficos cuerpos que lucen sus clientes: la electroestimulación. Este tipo de entrenamiento es una combinación entre el fitness convencional y el uso de corrientes, que incrementa los resultados del ejercicio realizado. Rodríguez es experto en la técnica EEM-Body, basada en electroestimulación. En un principio se utilizaba para la rehabilitación de lesiones, pero ahora se utiliza para el deporte y se ha convertido en el camino profesional primigenio de este licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. «La gente cree que exige menos esfuerzo, pero esto sigue siendo entrenar. La ventaja es que lo puedes adaptar a cada persona,

incluso a gente de ochenta años»,

explica. El plus de resultados tiene una razón sencilla: «La máquina capta más fibras del músculo; si con una sentadilla reclutas un cincuenta por ciento, con ella te pones en un ochenta o un noventa. No obstante, la progresión y la constancia siguen siendo esenciales», añade.

Esta técnica tiene sus imposibles. Por ejemplo, no puede usarse durante el embarazo. Mar Saura, cliente de Juanjo desde hace siete años, fue madre por segunda vez en 2013. Tenía 37 años y, aunque sin ayuda de la electroestimulación, no sólo mantuvo su figura durante esos 9 meses, sino que volvió a su estado previo muy pronto. La rapidez con que recuperan la figura tras dar a luz es una de las grandes incógnitas que rodean a las famosas, ¿la clave? Estar en forma antes del embarazo y entrenar durante éste. «Mar tuvo que dejar de ejercitarse porque no tenía fuerza y al final padecía muchos vómitos. No obstante, los músculos tienen memoria, por ello es importantísimo tener una base para mantenerse y recuperarse rápido», matiza.

- Constancia y dieta

Más allá de técnicas exclusivas o revolucionarias, la buena alimentación es esencial: «Quizá no consigas un físico diez, pero sí puedes lograr un cuerpo de nueve echándole muchas horas y comiendo sano», afirma Rodríguez. Una afirmación que contrasta con lo que hace unos meses comentaba Isabel Preysler en una entrevista. Decía que por su operación de cervicales apenas hacía deporte, pero que gozaba de la fortuna de una genética tendente a no engordar. «Eres capaz de comerte hasta tres platos de lentejas», le espetaba entonces el entrevistador, a lo que la mediática novia de Mario Vargas Llosa contestaba de forma afirmativa. Ante esto, Juanjo responde primero con la sonrisa pícara de quien sabe que para lograr ciertos resultados no caben los empachos de platos de cuchara, ni los fritos: «Se puede tener una genética que tienda a la delgadez, pero eso no significa que estés en forma».

Este profesional de la tonificación muscular reconoce que no es muy estricto con las dietas y que confía bastante poco en el milagro de las «detox». «La desproporción entre grasa y masa muscular altera el metabolismo y consigue que las calorías sean mucho más difíciles de quemar», explica una publicación especializada. Por ello, este experto admite que «en ocasiones» ha estado «en desacuerdo con la alimentación que llevaban» sus populares clientes. Una preocupación que linda más con este tipo de perversiones dietéticas, entregadas al milagro de la manida «operación bikini», que con comerse un pinchito de tortilla con una caña. «Yo no les vigilo, ni soy estricto con su dieta. La filosofía es la salud, no buscar un cuerpo diez», asevera.

Instagram llegó al mundo en octubre de 2010. Casi cinco años después y con más de 300 millones de usuarios, esta red social inseparable de la fotografía se ha convertido en el canal de muchas famosas, no sólo para compartir momentos de su vida sino para hacer su particular posado veraniego. Sin duda, esto les ha dado mucha visibilidad. Cuestionado sobre si este aspecto ha hecho que estén más preocupadas por su imagen, el entrenador niega que haya notado «obsesión» en sus alumnas. Sin embargo, admite que entiende «a lo que se enfrentan», y por ello se marca unos objetivos con los que motivarlas «para que den el cien por cien en las sesiones».

Su buena fama, que arrancó con la llegada de Mar Saura a sus prácticas y que tuvo un notable empujón con Paula Echevarría, le ha hecho tener clientes de gran fidelidad. Sin embargo, la crisis –que él reconoce no haber notado porque sus clientes «tienen un poder económico elevado» (cada sesión cuesta 60 euros)–, sí se vio reflejada en una de sus alumnas. «Una actriz que llevaba bastante tiempo en paro y a quien yo decidí seguir entrenando gratis porque siempre había estado aquí», explica, aliviado porque ella tiene trabajo nuevamente. Aunque no todas las que se han acercado por su negocio han tenido las mismas intenciones. Rodríguez, que cobra «por igual» a todos sus alumnos, tuvo que ver cómo alguna famosa le pedía una rebaja en sus tarifas a cambio de publicidad en las redes sociales. Sí, las mismas que pueden convertirlas en esclavas de su imagen a veces pasan de ser su biografía a ser su negocio.

La clave para el abdomen perfecto: la dieta

Juanjo Rodríguez, también autor del libro «El entrenador en casa», explica el gran secreto para acabar con la famosa barriga y no puede ser más claro: comer bien. «Yo puedo conseguir que tonifiques el culo, las piernas o los brazos, que te sientas fuerte, pero para los abdominales el único camino es una alimentación adecuada», matiza. También se detiene en el famoso running, ahora que este deporte transforma los parques en pistas de atletismo. Es una realidad que le resulta preocupante porque «la gente que pasa de no hacer nada a correr mucho acaba lesionada». Así, lo más responsable para convertirse en un corredor sano es «alternar ejercicios de fuerza con salir a correr, pero de forma progresiva». Y, por cierto, da igual a qué hora se haga deporte: «Bastante cuesta hacerlo como para ponernos encima un horario».