Máxima de Holanda, acusada de fraude fiscal en Argentina

Medios de comunicación argentinos acusan a la reina consorte de los Países Bajos por realizar mejoras en tres parcelas de su propiedad sin hacer declaraciones.

Máxima de Holanda, en una imagen de archivo / Gtres
Máxima de Holanda, en una imagen de archivo / Gtres

Medios de comunicación argentinos acusan a la reina consorte de los Países Bajos por realizar mejoras en tres parcelas de su propiedad sin hacer declaraciones.

Desde 2009, Máxima de Holanda es titular de casi 3.000 hectáreas de tierras sobre el río Leufú, en Argentina. Ahora, la monarca se ve acusada por los medios de comunicación de su país natal por realizar mejoras en tres facciones de tierra rural en Río Negro, cerca de Bariloche, que según aclara la publicación “El cohete a la luna”, “no declaró ante la provincia y, en consecuencia, evade el pago de los impuestos correspondientes”. Además, teniendo en cuenta que dichas mejoras suponen un valor añadido y obligaciones fiscales extras, Máxima Zorreguieta se está viendo inmersa en acusaciones de supuesto fraude fiscal.

Ante esto, las autoridades holandesas -como Joost Sneller, de Demócratas 66, o Attje Kuiken, socialdemócrata- han pedido explicaciones al primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, ya que una monarca debe tener unas responsabilidades y dar ejemplo en sus acciones y deberes. Estas protestas no han sido respondidas por parte de Rutte, ya que no acudió al Parlamento y dejó en el aire tanto esta cuestión como otra con importancia considerable: los debates sobre la política de deportación de niños solicitantes de asilo. Por su parte, el Servicio de Información del Gobierno de Holanda se ha pronunciado para rechazar comentarios y asegurar que no dirán nada hasta que no obtengan una respuesta oficial.

Entre las tres parcelas, la de “La Estancia Pilpilcura” está gestionada por la tía de la reina consorte, Marta Cerruti. Supuestamente, esta propiedad tampoco está declarada en el registro público de Catastro: Cerruti inscribió meses después de la compra del campo esta tierra que, además, cuenta con la habilitación comercial y de turismo correspondiente. Sin embargo, según los medios argentinos, la página de mejoras no declaró ante Catastro nada de lo visto en unas imágenes aéreas .