Woody Allen, el rostro masculino del #MeToo

El director de cine ha expresado su apoyo al movimiento y a que se lleve ante la Justicia a los verdaderos abusadores, no a él, que fue exonerado

  • Woody Allen con Selena Gómez / Foto: Gtres
    Woody Allen con Selena Gómez / Foto: Gtres

Tiempo de lectura 2 min.

05 de junio de 2018. 19:37h

Comentada
Elena Barrios 5/6/2018

El director de cine estadounidense Woody Allen ha expresado su respaldo al movimiento #MeToo, creado para denunciar los abusos sexuales de mujeres por parte de hombres poderosos. «Es gracioso, yo debería ser la cara de los carteles del #MeToo», dijo el cineasta de 82 años en una entrevista al programa de televisión argentino «Periodismo para todos», que emite Canal 13 y conducido por Jorge Lanata. Allen quiso defender su inmaculado expediente asegurando que «he trabajado en películas durante 50 años, con cientos de actrices y ni una sola de ellas, grande, famosa o principiante, nunca nadie ha sugerido ninguna clase de comportamiento inapropiado por mi parte. Siempre he sido respetuoso con ellas. Creé papeles maravillosos para muchas mujeres. Hubo 60 nominaciones a premios para las que trabajaron en mis películas. He empleado a cientos de mujeres, más de 200 en los equipos de mis películas, detrás de las cámaras, durante años, cientos de ellas. Y siempre les hemos pagado lo mismo que a los hombres. Tenemos un historial impecable. Estoy de su lado y me siento parte de esto».

Discurso de víctima

Fue Ronan Farrrow, hijo del director y Mia Farrow, quien ayudó a destapar desde sus artículos en la revista «The New Yorker» los casos de abusadores de poder en Hollywood, y que recientemente le valieron un Premio Pulitzer. «Quieren que se lleve ante la Justicia a estos terribles acosadores, a esas personas que hicieron cosas terribles y creo que eso es algo bueno, lo que me molesta es que me vinculen con ellos», destacó. «Me conmuevo cuando encuentran a personas que acosan a mujeres y a hombres inocentes; es bueno que los expongan», contestó Allen cuando Lanata le preguntó sobre el movimiento #MeToo. «Hay quienes han sido denunciados por veinte mujeres, por cincuenta, por sesenta. Yo fui acusado una sola vez por una mujer en un caso de custodia de menores que fue analizado y del que se demostró que era falso; aun así me agrupan con esta gente. Ese fue el final y seguí con mi vida y ahora, que vuelva ahora, Dios mío... Es terrible acusar a una persona de algo así. Soy un hombre con familia e hijos. Me siento mal porque me acusan de algo terrible», afirmó para zanjar el asunto.

En el «saco» de Weinstein

Tras conocerse los «supuestos» abusos de Allen a su hija Dylan, Mira Sorvino prometió que, a pesar de no haber sufrido abusos, no volvería a trabajar con el director. «Es difícil denunciar a tus héroes, tus benefactores, a quienes admiras y con quienes te sientes en deuda por la existencia de tu carrera». A ella se unieron otras actrices comon Greta Gerwig o Ellen Page.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs