Al PP se le encasquillan los pactos: peligra Granada y se aleja Córdoba

Ciudadanos exige la cabeza de Torres Hurtado y el alcalde de Córdoba pide a la desesperada gobernar hasta diciembre

La Razón
La RazónLa Razón

Las negociaciones postelectorales no pintan bien para el Partido Popular pese a haber sido la fuerza más votada en siete de las ocho capitales andaluzas. No es un problema estrictamente andaluz. A nivel nacional ocurre lo mismo. Los populares obtuvieron la mayoría en 37 de las capitales de provincia y ya sería un éxito si consiguen amarrar una veintena.

El problema del PP es que depende exclusivamente de Ciudadanos. Y Ciudadanos está vendiendo en algunas plazas muy caro el apoyo. El candidato de C’s en Granada, Luis Salvador, antiguo dirigente del Partido Socialista, puso ayer como condición para abrir paso al PP que el actual alcalde en funciones, José Torres Hurtado, se retire. No se andan con rodeos. El único movimiento de piezas pasa por que el partido «le agradezca los servicios prestados y que él no sea candidato».

No es la única cabeza que pide Ciudadanos. Salvador también ha reclamado que el PP retire a la concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz.

Hay que recordar que Ciudadanos también ha exigido las cabezas de los ex presidentes andaluces Chaves y Griñán para abstenerse en la investidura como presidenta de Susana Díaz. Son dos casos totalmente distintos. Porque ni el actual regidor granadino y ni la delegada de Movilidad están imputados y ni siquiera envueltos en ningún tipo de escándalo de corrupción. Al contrario, Torres Hurtado resultó recientemente absuelto tras una denuncia de la oposición socialista, que fue precisamente la que acabó imputada por falsedad. La única razón que esgrimió ayer el dirigente de Ciudadanos es que el alcalde de Granada está «languideciendo».

Torres Hurtado, 68 años, que lleva en el cargo desde 2003, se niega en redondo a ceder a la operación de Ciudadanos y ve la búsqueda de una simple coartada para que el partido de Albert Rivera se pueda acercar con algún argumento al Partido Socialista. El regidor dijo ayer que no va a «traicionar» a los 40.000 granadinos que le han votado –concretamente 39.063–, aunque está dispuesto a profundizar en las negociaciones con Ciudadanos y tratar de llegar a un acuerdo.

«Le vuelvo a invitar a sentarnos y negociar sobre los temas de importancia porque si tengo que estar yo o la concejal de Movilidad no es manera de encauzar una negociación tan pedida por los granadinos». «Le propongo a Luis que nos sentemos a ver cómo y de qué manera podemos formar un gobierno estable y que para nada se trata de que él ponga y yo ponga o de que si eso lo tiene que hacer fulanito o menganito», aseguró según recoge Europa Press. La dirección regional del partido salió al paso para apoyar al actual regidor. «Torres Hurtado es nuestro candidato y quien ha ganado las elecciones», deslizó la vicesecretaria de Política Social del PP-A. El resultado de las municipales fue un batacazo para el PP andaluz. Además, teniendo en cuenta que venía de su mayor cuota de poder municipal. No obstante, desde la noche electoral del 24 de mayo, la esperanza del PP-A es mantener al menos cuatro capitales de provincia –Granada, Jaén, Almería y Málaga– además de las diputaciones almeriense y granadina. Las capitales de Córdoba y Cádiz no las descartan. Sevilla se da prácticamente por perdida.

La negociación en Almería, Málaga y Jaén tiene más visos de fructificar, sobre todo después de que el candidato malagueño de Ciudadanos, tras el recado de Albert Rivera, diera marcha atrás en su petición de reclamar la Alcaldía. El de Almería también ha suavizado la reclamación de un gobierno rotatorio.

En otras plazas la situación al PP se le pone cuesta arriba. El alcalde en funciones de Córdoba, José Antonio Nieto, no tiró ayer la toalla, pero casi. Propuso que el resto de partidos le deje gobernar hasta final de año para poder completar proyectos estratégicos como el Plan Turístico de Grandes Ciudades o el Metrotren, y que a partir de ahí si quieren presentar una moción de censura, que la presenten.

La candidata del PSOE, Isabel Ambrosio, inició ayer la ronda de contactos con las fuerzas políticas que obtuvieron representaciónen el Consistorio, pero ni siquiera se va a sentar a hablar con el Partido Popular ni con el partido del empresario Rafael Gómez «Sandokán». Desde IU ya le han dicho al PP que con sus votos no cuente para ser alcalde y la ecuación con Ciudadanos no sale. Nieto obtuvo 11 concejales frente a los 7 del PSOE, la segunda fuerza. El PP aventaja al PSOE en más de 20.000 votos.