El fiasco en torno a las 35 horas continúa: Satse denuncia “discriminación”

Invitan a las consejeras Montero y Álvarez a acreditarse competencias en seis meses, «trabajando en equipo si quieren»

Una protesta del sindicato Satse
Una protesta del sindicato Satse

Invitan a las consejeras Montero y Álvarez a acreditarse competencias en seis meses, «trabajando en equipo si quieren»

«Para el sector sanitario andaluz no hay 35 horas. La Junta nos está obligando a hacer 37,5 semanales». Habla Francisco Baez, secretario de Acción Sindical de Satse, y lo hace para denunciar un «trato discriminatorio» por parte del Gobierno regional con respecto a sus trabajadores. «Mientras que para algunos empleados es suficiente con la participación en redes sociales o con una declaración visada por su superior de que ha preparado en casa tareas o reuniones para completar las dos horas y media, a Enfermería se nos exige una formación muy exigente», lamenta. Y ello pese a que «los enfermeros sí realizan a menudo un esfuerzo extra en sus viviendas al encargarse, por ejemplo, de la educación a pacientes que sufren enfermedades como la diabetes o problemas endocrinos o nutricionales, lo que conlleva preparar las charlas y el material que se utiliza en ellas», lanza. Se les ha marcado el recorrido. Baez explica que para el colectivo que representa, en las horas «no presenciales» se han incluido procesos como el de acreditación de competencias, «de tremenda complejidad», o un catálogo muy limitado de formación «impuesto directamente por la Administración». Los cursos a los que alude están organizados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), en cuyo caso «tienen que estar acreditados, aunque sea a distancia»; o por la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), sí están vinculados a lo que se denomina «conocimientos transversales» relacionados con materias como la violencia de género o la prevención de riesgos laborales, y los que «tampoco son nada fáciles». Pone el acento además en que la Junta «ha calculado que se necesitan 15 minutos diarios durante seis meses para acreditar las competencias». «No sé si la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, que es médico, tiene esa capacidad, pero no conozco a ningún enfermero que lo haya hecho en ese tiempo», ironiza. Asevera que «en Andalucía ello conlleva un proceso riguroso y muy duro». Es más, invita a tanto a Montero como a la titular de Salud, Marina Álvarez, a que «lo hagan en los seis meses que se han marcado. Trabajando en equipo si quieren», convida. El dirigente de Satse insiste en que «a los profesionales sanitarios» se les pide «un plus de calidad» y desvela que muchos le están trasladando que «prefieren trabajar las 37,5 horas». El sindicato censura que, «con el beneplácito de los sindicatos de clase –CSIF, UGT y CC OO–», se hayan impuesto unas «medidas abusivas» contra el personal de la sanidad pública y reclamará a Álvarez que se negocie en el ámbito sanitario un acuerdo para hacer efectivas las 35 horas de la discordia.