El parking de un hotel en Chipiona, «término municipal» de La Rinconada

El Ayuntamiento sevillano invirtió más de 1,2 millones en un frustrado apartotel

...Y Valderas asegura que la reforma local es «una plaga»
...Y Valderas asegura que la reforma local es «una plaga»

Izquierda Unida, desde su laicidad, la compara con un mal bíblico. El PSOE la critica. Hasta en el PP hay quien la mira con recelo. La recién estrenada reforma de la Administración local intenta, entre otras cosas, atajar inversiones desde el ámbito municipal de difícil explicación.

En Villalba (Madrid) estalló la indignación en forma de manifestación a causa del gasto –900.000 euros al mes– en un hospital que permanece cerrado. Despilfarro, una película que, antes de las vacas flacas, se programaba en sesión continúa en prácticamente todos los municipios. El Ayuntamiento de La Rinconada (Sevilla) aprobó la compra de un terreno en una zona costera como Chipiona (Cádiz), 1.120 metros cuadrados muy próximos al santuario de la Virgen de Regla por un montante de más de 1,2 millones de euros, y el argumento de construir, primero, un centro para mayores y, después, «un apartahotel (sic) para los vecinos que no pueden costearse unas vacaciones en la playa». Era diciembre de 2005. Actualmente, esta parcela, propiedad de La Rinconada en Chipiona, sirve de aparcamiento para un hotel de cuatro estrellas colindante. El Ayuntamiento argumentó, según consta en las actas plenarias, que se trata de un proyecto de «un empresario de la localidad, que genera riqueza con su actividad económica». El Consistorio recibe «una contraprestación económica por dicho uso». En concreto, el 50% de «los ingresos obtenidos por la explotación del parking», mensualmente. Se trata de «una relación mercantil entre dos empresas por el que dejamos que exploten el aparcamiento reservado para sus clientes, y en la que nosotros nos llevamos la mitad de los beneficios», aseguró el Consistorio en la pregunta plenaria.

Unos 3.000 euros al mes aseguró el Ayuntamiento que ingresaba por el parking en 2009. El proyecto de comprar una parcela sale adelante con el socialista Enrique Abad como alcalde y a través de Soderinsa, la Sociedad para el Desarrollo de La Rinconada. La idea primigenia pasaba por construir un apartotel de dos estrellas y cuarenta habitaciones dobles en una de las zonas de playa típicas para los sevillanos, en pleno casco histórico, en la franja de Villa Cristina y a 150 metros del Santuario de la Virgen de Regla. Los populares ya denunciaron que la parcela se había convertido en el parking de un hotel de tres estrellas privado, inaugurado en 2011, que limitaba la entrada a sus clientes al precio de diez euros cada día. El edil de Desarrollo Económico y vicepresidente primero de Soderinsa, Juan Carlos Expósito, explicó que, en base al acuerdo, el propietario del hotel se comprometió a adecentar el terreno y a derivar mensualmente el 50% de los ingresos obtenidos por la explotación del aparcamiento.

El Consistorio utilizó una de sus sociedades locales para un cometido más allá de lo meramente municipal. Como entidad mercantil, con capital del Ayuntamiento, los entes locales tienen una vía para agilizar proyectos saltándose los trámites propios de la Administración. Se calculaba que unas 500 familias rinconeras pasarían por el hotel municipal cada año. Las 40 habitaciones dobles, la mitad con cocina, y los 20 aparcamientos y piscina del proyecto son hoy día una entelequia... con una inversión de más de 1,2 millones. Se trataba de un caso excepcional en toda España. Se plantearon convenios con diputaciones como la de Cádiz y Sevilla, con idea de tener abierto el establecimiento todo el año. El coste del proyecto, en aquel momento, le pareció «razonable» al Ayuntamiento. Una empresa privada se benefició de la venta.