La Junta pagó otros 121.000 euros a la empresa del ex presidente de Santana

El todavía responsable de Economía de la Junta, Antonio Ávila, ha dado distintos datos  sobre el coste del centro de negocios en Madrid
El todavía responsable de Economía de la Junta, Antonio Ávila, ha dado distintos datos sobre el coste del centro de negocios en Madrid

La Junta de Andalucía adjudicó a Experience Management Group, empresa constituida por el que fuera presidente de Santana Motor hasta que se decidió el cierre de la compañía, Bienvenido Martínez Martínez, un contrato de asesoramiento por, en teoría, unos 159.000 euros. Pero el montante total superó al final esa cifra.

La diputada del PP-A, Teresa Ruiz-Sillero, denunció en 2011, en concreto en una pregunta parlamentaria sobre el funcionamiento del centro de negocios de empresas del Gobierno andaluz en Madrid, dependiente de la agencia IDEA, el «despilfarro del dinero público» en un ente que había costado «1,3 millones para asesorar a once empresas» en cuatro años.

Según la popular, en noviembre de 2009 Fomento, Asistencia y Gestión Integral de Andalucía (Fagia), sociedad encargada de gestionar el centro de negocios público y participada por IDEA, adjudicó trabajos de consultoría y asesoramiento a Experience Management Group sin concurso por los que cobraba 159.948 euros.

Dicha empresa se creó dos meses antes de que se le concediera el contrato, con un capital social de 3.000 euros y con un administrador único: Martínez Martínez.

Ruiz-Sillero criticó, además el «desorbitado» sueldo del conductor de Fagia, de más de 42.000 euros al año, cuando el salario medio de esos profesionales ronda los 25.000. Y fue más allá: expresó sus sospechas acerca de que el organismo de negocios fuera una «tapadera» para desviar dinero público a personas afines al PSOE y se preguntó si se trataría de otro «fondo de reptiles», en alusión al caso de los ERE irregulares.

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, negó entonces que hubiera habido despilfarro de los fondos públicos destinados al centro de negocios de la Junta en Madrid, ya que, según dijo, había asesorado a 135 empresas y permitido que Ezentis se instalara en la comunidad, lo que supuso unos 500 empleos. Si bien, admitió que nació con mayores expectativas y anunció que sus funciones se transferirían a la delegación del Gobierno andaluz en Madrid, con la coordinación de IDEA y Extenda, otra entidad pública, como medida de ahorro.

Ávila negó que se hubiera producido un trato de favor a Experience Management Group. Explicó que Fagia contrató sus servicios por un importe de 159.948 euros y que se le adjudicó el contrato al ser la mejor oferta sobre un precio de referencia de 175.000.

Con todo, en el Presupuesto la cantidad que recibía Fagia por la prestación de esos servicios era de 143.000 euros. Además, a respuesta de una nueva pregunta parlamentaria formulada en mayo de este año por Ruiz-Sillero sobre la situación del contrato de asesoramiento firmado con Experience Management Groupe y el centro de negocios de la capital madrileña tras su cierre, el consejero de Economía informa de que «dicho contrato se encuentra finalizado desde el 30 de abril de 2011, y el importe abonado durante su duración fue de 280.935,32 euros», en lugar de los 159.948 que se reconocieron en un principio; una diferencia de 120.987,32 euros.

Así consta en el número 286 del Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA), en el que se puede leer también la respuesta a otra cuestión sobre el mismo asunto. Preguntado por la diputada popular sobre la situación de los empleados del ente público tras echar el candado, Ávila asegura que en el momento del cierre «había dos personas trabajando». «Una de ellas –matiza- causó baja voluntaria y la otra fue despedida cobrando una indemnización de 26.476,09 euros».

No precisa la tarea que llevaba a cabo. Lo que sí había apuntado ya en el Parlamento es que el centro de Madrid contaba con un administrativo y un conductor facilitados por Fagia. El salario del último era de 20.700 euros, que se elevaron hasta los 42.246 euros brutos al año, por el plus de disponibilidad y por las dietas, según Ávila. En una relación de personal facilitada por la Junta en septiembre de 2007, éste ya no aparecía.

El centro de negocios de la Junta se puso a disposición de las empresas en junio de 2007 en unas dependencias propias en Madrid con el objetivo de apoyar el crecimiento y expansión de las empresas a los mercados nacionales e internacionales. Tuvo una vida de cuatro años, dado que fue clausurado en 2011.