La Junta sigue al margen de Sánchez: apoyo «firme y rotundo» a la Guardia Civil

La Razón
La RazónLa Razón

Oficialmente tanto la Junta como el PSOE andaluz suscriben el posicionamiento de Pedro Sánchez y del PSOE federal tras el conato de referéndum del pasado 1 de octubre. El «número dos» de Díaz en el partido, Juan Cornejo, dijo de hecho el lunes que sucribía «al cien por cien» la comparecencia de Pedro Sánchez en la noche del domingo. Sin embargo, la realidad de los discursos marca diferencias muy significativas.

El portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco, comenzó su intervención tras la reunión del Consejo de Gobierno de ayer haciendo referencia a la situación de Cataluña. Apeló al «entendimiento político» y a la «necesidad de la convivencia» en esta comunidad autónoma. «Fuera de la ley –abundó– no hay democracia. Nada ni nadie puede situarse por encima de la ley». Lejos de las duras críticas de Pedro Sánchez y de su «número dos», José Luis Ábalos, por las cargas policiales del domingo, Blanco mostró la «solidaridad más firme y rotunda con los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional por el acoso que están sufriendo en Cataluña». «No podemos tolerar ni amparar este acoso. Este Gobierno quiere mostrar su solidaridad en estos momentos tan difíciles».

A la pregunta de si considera que la actuación policial fue proporcionada, tal y como aseguró a mediodía del domingo el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, en una entrevista en la cadena Ser, el portavoz del Ejecutivo andaluz insistió en que quien tiene que dar las explicaciones correspondientes es el presidente del Gobierno. «Si se hubiera producido alguna situación concreta el propio Estado de derecho tiene las herramientas para combatir esas situaciones».

Por su parte, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, una de las personas actualmente de mayor confianza de Susana Díaz en el Ejecutivo, dijo en twitter que a quien hay que reprobar es a Junqueras y a Puigdemont. Respondió así a la posibilidad que baraja el PSOE de reprobar en el Congreso a la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.