Actualidad

Primer posible caso de listeriosis de un extranjero contagiado en España

“Si encuentran bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi fábrica”, señala el gerente de Magrudis

“Si encuentran bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi fábrica”, señala el gerente de Magrudis

Publicidad

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este lunes la existencia del posible primer caso de listeriosis que ha salido fuera de España y que se corresponde con el de un ciudadano inglés que, al parecer, se contagió en Andalucía y posteriormente regresó a su país.

Lo ha avanzado a la Cadena Ser el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, quien ha explicado que, a falta de la confirmación definitiva, se trata de un turista que ingirió carne mechada en Andalucía, donde acudió a un centro sanitario.

Publicidad

Posteriormente viajó a Francia, país al que llegó la confirmación de que tenía listeriosis y donde estuvo un par de días ingresado en un centro hospitalario antes de continuar viaje a Reino Unido.

Publicidad

El contagio se habría producido en Andalucía donde estuvo a mediados de agosto, y ahora las autoridades sanitarias están a la espera de “confirmar si su cepa es igual que las cepas que están circulando por aquí y si estaba o no contabilizado en los casos de Sevilla”, ciudad en la que fue atendido, ha explicado Simón.

Este caso llegó al centro de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad el pasado viernes por la tarde, ha dicho Simón, quien no descarta que aparezcan más en otros países.

Ha indicado que el brote de listeriosis está remitiendo aunque aún no se puede descartar que se produzca algún rebrote.

Publicidad

El sistema de control español “es bueno pero mejorable”, ha dicho, y ha reconocido que, en esta ocasión, “los plazos podrían haber sido más cortos” y que la cantidad bacteria de listeria encontrada en los productos de la empresa Magrudis indica que no se ha tratado de un “pequeño error” sino que “ha habido un fallo mayor de lo que debería”.

“Bacterias hay por todas partes pero hay mecanismos para eliminarlas”, ha aseverado Simón quien ha subrayado que “una carne envasada no debe tener listeria a la salida de la empresa” y que “hay mecanismos para evitarlo”.

Por su parte, el gerente de Magrudis, la empresa que fabricaba la carne mechada origen del brote de listeriosis, José Marín, ha asegurado que su fábrica de Sevilla tenía un protocolo de limpieza diario y ha declarado: “Si encuentran bacterias en un quirófano, cómo no va a haber en mi fábrica”.

Marín insiste, en declaraciones a ABC, en que en la fábrica se llevaban a cabo todas las medidas para prevenir episodios como este, un brote de listeriosis que ha afectado a más de 200 personas y ha provocado una muerte, la de una mujer de 90 años, mientras una segunda, la de un hombre con un cáncer terminal, se está investigando.

“No sé ni lo que me habré gastado en lejía”, dice José Marín, quien señala que lo siente mucho por los afectados y se lamenta de que “aunque no supondrá la ruina, nos va a costar mucho salir de esto”.

Tal como aseguró Magrudis ayer domingo en un comunicado, su gerente explica que “días antes de ser envasada la carne” tenían un informe de una empresa externa que certificaba que la carne mechada esa libre de listeria.

También duda de que un carro de horneado estuviera contaminado, tal como señala un informe preliminar del laboratorio municipal de Sevilla, ya que indica que “se pone a 240 grados”, aunque reconoce que tras el horneado esos dispositivos se llevaban a una zona de enfirado.

Marín admite que ha tenido “algunos fracasos empresariales”, pero asegura que es “una persona honrada y honesta” e insiste en que solo quieren que no haya más víctimas