Se eleva a 24 el número de víctimas mortales por la gripe A en la región

La muerte de un varón ayer en el Hospital de Puerto Real (Cádiz) por gripe A ha elevado la cifra de fallecidos en Andalucía a un total de 24 casos, siendo ésta la quinta defunción que ocurre en la región en este fin de semana.

Fuentes de la Delegación de Salud de Cádiz informaron de que en esta ocasión ha fallecido un varón que presentaba «patologías previas» a la gripe A. Con ésta son ya ocho las personas que han fallecido por gripe A en la provincia gaditana. Los anteriores casos se registraron el sábado, cuando cuatro pacientes fallecieron cuando estaban ingresados en los hospitales de Puerto Real (Cádiz), en el Virgen del Rocío de Sevilla, en el hospital de Antequera (Málaga) y otro más en la provincia de Jaén. En Sevilla, por el momento, son cuatro las personas que han perecido por gripe A en la provincia. Mientras, con la muerte del sábado, son ya cuatro las víctimas mortales por gripe A en la provincia de Málaga, donde el último fallecimiento ha sido en el hospital de Antequera. En el caso de Jaén, la de este sábado es la segunda muerte a causa de gripe A registrada en la provincia; a ésta se suma a otra persona que falleció la pasada semana en el Hospital Alto Guadalquivir de Andújar, por «problemas cardíacos» que padecía «previamente» a que contrajese la gripe A.

Salud prevé que la tasa de incidencia de gripe continúe en aumento hasta alcanzar el pico de mayor incidencia, que se espera para principios de febrero. En cualquier caso, la Junta insiste en que la vacuna utilizada en la campaña de vacunación «protege contra el tipo de cepa que está circulando» (gripe A).

La vacuna antigripal es la medida de protección más efectiva en este momento contra la gripe y resulta «imposible» que pueda producir la enfermedad, en contra de la extendida «leyenda urbana» de que el que la recibe puede ponerse «malísimo». Esta creencia sobre las vacunas está tan arraigada que los profesionales sanitarios la escuchan a diario y hay reticencias a vacunarse «incluso hasta en el colectivo médico», según el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Málaga, Joaquín Fernández-Crehuet.