MENÚ
jueves 19 julio 2018
00:13
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un padre apuñala al hombre que asesinó y tiro a un pozo a su hija de cuatro años... en 1985

La niña fue buscada durante días hasta que fue encontrada en el fondo de un pozo, al que habría sido arrojada con vida por su asesino

  • La calle de Pedro Antonio de Alarcón, de Granada, a la altura del número 60, donde tuvo lugar el incidente
    La calle de Pedro Antonio de Alarcón, de Granada, a la altura del número 60, donde tuvo lugar el incidente
Granada.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de abril de 2018. 20:22h

Comentada
larazon.es.  Granada. 16/4/2018

ETIQUETAS

Ocurrió en 1985. Un hombre intentó violar a María Isabel Fernández Sánchez, una niña de cuatro años, para después tirar el cuerpo semidesnudo a un pozo de una finca deshabitada, en Huétor de Santillán. María Isabel fue arrojada aún con vida al pozo, si bien ya con síntomas de asfixia, pues tenía en la cara marcas de una mano de persona adulta. La pequeña era hija de un carnicero del municipio granadino de Huétor Santillán, en Granada que por aquel entonces tenía 37 años.

El autor del terrible crimen, Enrique Sánchez Madrid, que tenía 22 años entonces, fue detenido y condenado por la Audiencia de Granada a una pena de cuarenta años de cárcel por los delitos de violación frustrada, abusos deshonestos y asesinato de la que cumplió más de veinte, por asesinar hace más de 33 años a la hija del ahora detenido.

La niña fue buscada durante días hasta que fue encontrada en el fondo de un pozo, al que habría sido arrojada con vida por su asesino, que confesó después un episodio que incluyó un intento de violación.

Han pasado 33 años de aquello, pero hay heridas que nunca se cierran, pase el tiempo que pase y, así, el padre de la pequeña asesinada, septuagenario ahora, fue detenido el pasado jueves por lesionar con un arma blanca al asesino, primo carnal de su mujer para más inri. Tras la presunta agresión, el hombre fue detenido, aunque la Audiencia de Granada le ha dejado en libertad con cargos.

El juzgado está a la espera de tomar declaración a testigos de los hechos y que tendrá que volver a llamar a declarar al presunto agresor para averiguar qué sucedió realmente el pasado jueves día 12.

El agresor fue detenido en el transcurso de un reyerta ocurrida a la altura del número 60 de la calle Pedro Antonio de Alarcón de la capital granadina tras causar lesiones a un hombre de 54 años, al que hirió con arma blanca y provocó cortes profundos en ambas manos y en el tabique nasal.

Varias unidades de la Policía Local acudieron al requerimiento de un testigo de los hechos, un viandante que detalló que uno de los implicados portaba un arma blanca.

En el momento de la llegada de la unidad policial, los agentes observaron cómo dos hombres forcejeaban entre sí, además de una navaja abierta y ensangrentada tirada en el suelo.

En vista de las lesiones que se habían producido, se detuvo al hombre de 70 años que amenazaba al herido, al que acusaba de haberle intentado robar momentos antes, sin que hicieran constar en ese momento la vinculación que existía entre ambos, ha detallado a Efe un portavoz de la Policía Local.

Mientras esperaban a la ambulancia, el arrestado comenzó a sentirse indispuesto y también fue trasladado a un hospital, donde quedó ingresado, bajo custodia policial, ya que al parecer sufría problemas cardíacos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs