El Gobierno y la Junta garantizan agua en cantidad y en calidad a los abulenses

Se invertirán ocho millones de euros para el trasvase entre el embalse de Las Cogotas y el de Fuentes Claras

Un instante de la reunión entre la ministra Isabel García Tejerina y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en Madrid
Un instante de la reunión entre la ministra Isabel García Tejerina y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en Madrid

Buenas noticias para los abulenses. Gobierno de España y Junta de Castilla y León han dado respuesta a uno de los problemas que mayor inquietud generaba a los 60.000 abulenses que viven en la ciudad: la falta de agua en épocas de sequía o los problemas que tenían casi siempre tras el verano, al no ser suficientes los nueve hectómetros cúbicos de las tres captaciones ya existentes.

Ambas administraciones han llegado a un acuerdo para financiar los ocho millones de euros que costará la canalización de agua entre el embalse de Las Cogotas y el de Fuentes Claras. El Ministerio aportará el 80 por ciento mientras que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente financiará el 20 por ciento restante. De esta forma, se garantizará el abastecimiento de agua en cantidad y en calidad a la capital amurallada, una de las ciudades Patrimonio de la Humanidad que más turistas recibe cada año. Así se desprende de la reunión que mantenían ayer en Madrid, el consejero Juan Carlos Suárez-Quiiñones, con la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para abordar diferentes asuntos en materia de infraestructuras hidráulicas.

El consejero de Fomento explicaba tras el encuentro que la empresa pública Aquaes realizó el proyecto, que posteriormente adaptó la Junta de Comunidades, y que asegurará «de forma definitiva el abastecimiento suficiente a la ciudad de Ávila». La reunión entre Suárez-Quiñones y García Tejerina dejaba también otro importante acuerdo que afectará a la calidad de vida y bienestar de los sorianos, ya que se desbloqueaba el viejo y demandado proyecto de depuración de aguas en la ciudad de Soria.

«Estamos preocupados por la calidad y la limpieza del agua en la capital soriana, que se ha convertido hace tiempo en la única capital castellano y leonesa que carece de una depuración de aguas adecuada a las exigencias», reconocía la ministra, a la vez que insistía en que Soria no puede mantener eternamente el bloqueo a una depuradora «que es necesaria para verter las aguas en condiciones al río Duero».

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, por su parte, coincidía en esta cuestión con García Tejerina y apuntaba que su departamento ha decidido asumir la mitad del coste de la infraestructura, «que se encuentra paralizada por parte del Ayuntamiento de Soria», gobernado por el socialista Carlos Martínez. Así, la Junta aportará a este proyecto 15 millones de euros ya que según desvelaba la ministra el coste de la obra se estima en unos 30 millones.