La Fundación Cándido relanza en 2014 su curso de cocina para discapacitados

El cocinero Cándido López Cuerdo, en la última Feria Alimentaria, junto al chef de Can Roca, Joan Roca, durante una demostración
El cocinero Cándido López Cuerdo, en la última Feria Alimentaria, junto al chef de Can Roca, Joan Roca, durante una demostración

La Fundación Cándido Mesonero Mayor de Castilla, que cumplió recientemente diez años, retomará, a lo largo del próximo 2014, su curso de cocina para discapacitados, en colaboración con la asociación de padres de discapacitados físicos y mentales de Segovia (Apadefim).

Esta fundación pretende reforzar su acción social, y, por ello, seleccionará a otra decena de discapacitados para completar una acción formativa, clave para que este colectivo tenga su primer contacto con el ámbito laboral. Y lo harán en el programa de ayudante de cocina y sala que permite también a los jóvenes que participan su realización. Lo explica el director gerente de la Fundación, Cándido López Cuerdo, quien asegura que «todos los chavales que estuvieron en la edición anterior del curso, están colaborando y empleados en los comedores y cocinas de los centros de trabajo de Apadefim». Serán diez personas, expone el hostelero, porque «se trata de aportar una formación cercana, personal y muy específica a estos jóvenes».

Si bien, como añade, la Fundación Cándido no se queda ahí. Favorecer la integración social de las personas marginadas a partir de la cocina representa otro de sus cometidos. «Hemos trabajado con maltratadas, personas en riesgo de exclusión social o agrupaciones concretas, como la Asociación de Diabéticos», dice.

En el horizonte, innovar

Generar innovación constante en el ámbito hostelero y turístico y contribuir a la creación de una auténtica ciencia en torno a estos sectores, formando constantemente a sus profesionales constituye otra de las patas en las que trabaja la Fundación. «Trabajamos en la innovación de la cocina castellano y leonesa, a partir de productos autóctonos de aquí, de nuestra tierra, aplicando nuevas técnicas de presentación, lo que permite el desarrollo de platos novedosos».

El objetivo, no es otro que «hacer un guiño a la modernidad», o lo que es lo mismo, «demostrar que en Cándido algo se mueve constantemente», según explica el director de la Fundación, quien recuerda que su abuelo, «en la época en la que vivió, fue un hombre que se adelantó en muchas cuestiones». Y pone un ejemplo: fue él quien comenzó a cocinar el sabroso judión de La Granja con oreja y pie de cerdo. Un plato que hoy aparece en la carta de todos los restaurantes de la ciudad del Acueducto y de su provincia.

Y en ese empeño de marcar el paso, la Fundación está presente en simposios y actividades ligadas a la gastronomía. Sin ir más lejos, en la pasada edición del Congreso de Cocina Barcelona Vanguardia, en Alimentaria, en el que Cándido López desarrolló una ponencia conjunta con Joan Roca, del mejor restaurante del mundo, Can Roca, haciendo del cochinillo su materia prima de trabajo en esta cita.

En cuanto a los Premios Cándido, que se convocan con carácter bianual, habrá que esperar a diciembre del próximo año para que se desarrolle su novena edición.

«Pretendemos premiar a personas que destaquen en aquellos apartados en los que lo hizo Cándido, concretamente en la promoción de Castilla y León, la creación e innovación gastronómica y la cooperación social», destaca el director gerente de la Fundación, quien considera que «él fue un hombre que ayudó a la gente y que siempre se prestó a colaborar con quien lo necesitaba». A esta nómina de categorías hay que agregar otra más, la referida al Premio Especial Castellano y Leonés, en lo que supone una fórmula más de recordar la figura del Mesonero, una de las grandes figuras de la historia popular del pasado siglo.

Y como el empeño de innovar es clave también en el negocio hostelero, Hotel Cándido y el Mesón de igual nombre ofrecerán paquetes conjuntos ante Nochevieja y fin de año, con la posibilidad de degustación culinaria y circuito de spa, además de visitas guiadas.