La Junta subvencionó a una empresa investigada en la trama Púnica

El portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha detallado hoy que se subvencionó con unos 170.000 euros a la empresa Isfere, investigada en la operación Púnica y en la que trabajó el que fuera novio de la fallecida presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León, De Santiago-Juárez ha respondido a una pregunta sobre las aportaciones realizadas por la Junta a esta compañía informática, en la que trabajó el que fuera novio de la expresidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, asesinada el pasado 12 mayo.

El portavoz ha explicado que en el transcurso de la reunión del Consejo de Gobierno han pedido la información a la Consejería de Economía y Empleo, que ha enmarcado esta subvención en un paquete de ayudas aprobadas en 2008 por importe global de 40 millones, por lo que "no fue una ayuda puntual a esa empresa".

Según han confirmado a EFE fuentes de la investigación, la empresa de informática Isfere SRL lleva semanas siendo investigada sobre la base del elevado número de contratos que suscribió con la institución provincial por valor de más de medio millón de euros.

Isfere logró más de un centenar de contratos con la Diputación de León y los investigadores tratan de dilucidar si se produjo alguna irregularidad.

El PSOE ha registrado en las Cortes de Castilla y León sendas preguntas para su contestación escrita sobre pagos a las empresas Isfere y Dalkia, por su supuesta vinculación con la operación Púnica contra la corrupción.

A través de un comunicado, los socialistas han insistido que es necesario crear una Comisión de Investigación y han opinado que "cada día se conocen nuevos datos relativos a investigaciones desarrolladas por la Policía Nacional sobre empresas vinculadas a la trama corrupta de las que la Junta no dijo absolutamente nada en la jornada de comparecencias de los consejeros", celebrada el pasado 5 de noviembre.