La Sinfónica de Castilla y León inicia la temporada con un récord de casi 4.000 abonados

Andrew Gourlay seguirá al frente de la Orquesta hasta el año 2020

Arrancó la nueva temporada de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (Oscyl), alcanzando una cifra histórica de 3.710 abonados, lo que supone un incremento superior al 7 por ciento respecto a la temporada pasada. Entre los grandes hitos programados para los próximos meses hay que destacar el homenaje al que fuera director emérito de la Orquesta, Jesús López Cobos; grandes figuras internacionales como Juan Diego Florez, Vasily Pretenko o Jukka Pekka Saraste, según avanzó la directora de Políticas Culturales, Mar Sancho.

Una presentación de la temporada que sirvió también para anunciar que el actual director de la Oscyl, Andrew Gourlay, renovará su vinculación como director titular de la entidad hasta el año 2020, una firma que se hará durante el próximo mes de junio. Una continuidad que llega como consecuencia de la planificación «coherente» que se desarrolla y la apuesta por la «estabilidad» que se lleva a cabo con discurso artístico de la orquesta regional.

El director reconoció que el comienzo al frente de la orquesta tanto para él como para los músicos que la integran fue «muy duro» porque era «una nueva relación». Sin embargo insistió en la necesidad de trabajar «fuerte» para que las cosas funciones. «Se ha llegado a un periodo nuevo y a algo diferente con la calidad», afirmó.