Las Cortes aprueban este viernes los presupuestos que darán confianza y empujarán el empleo

El PP acepta numerosas enmiendas de C’s, lo que acerca un posible «sí» de la formación naranja a las cuentas frente a la abstención

Bancada popular, con el presidente Herrera y Pilar del Olmo charlando momentos antes del inicio del debate
Bancada popular, con el presidente Herrera y Pilar del Olmo charlando momentos antes del inicio del debate

El Parlamento autonómico dará este viernes luz verde a los Presupuestos Generales de la Comunidad de este año, entre las dudas del PSOE hacia su ejecución, y las críticas de Podemos porque dicen que no incluyen medida alguna para hacer frente a la corrupción.

Las cuentas saldrán adelante, presumiblemente, con los 42 votos favorables del PP y la abstención de los cinco procuradores de Ciudadanos y el de la Unión del Pueblo (UPL). Si bien, tras lo visto ayer durante la primera jornada del debate presupuestario, con un elevado grado de aceptación por parte de los populares a gran parte de las enmiendas presentadas por estos dos partidos, quizás el sí a los presupuestos de alguna de estas formaciones podría estar más cerca que nunca. De hecho, desde el propio partido naranja han dicho en varias ocasiones que si el Partido Popular acepta gran parte de sus propuestas parciales podrían votar a favor de los presupuestos.

Y es que sólo en la Consejería de Fomento, el PP respaldó hasta catorce enmiendas de Ciudadanos y otras siete de la UPL, que supondrán el cambio de destino de 2,8 millones de euros, de los cuales un millón irá a parar a al Palacio de Congresos de León. Pero, además, en lo que afecta a la consejería de Economía y Hacienda, los populares también han aceptado otras cinco propuestas, tres a Ciudadanos y dos a la UPL, para favorecer el emprendimiento y ayudar al pequeño comercio de proximidad, en este caso de Ponferrada.

E incluso han pactado dentro de la Ley de Medidas tributarias y administrativas que acompaña a los presupuestos una enmienda transaccional para modificar la ley de transporte urbano y metropolitano de la Comunidad, con la que quieren dar un impulso al sector del taxi eliminado la limitación de cinco plazas que tienen con la actual normativa. Si bien, desde Ciudadanos no quisieron desvelar si harán una cosa u otra, y el procurador José Ignacio Delgado tiraba balones fuera al apuntar que ocurra lo que ocurra, las cuentas que se aprueben «serán las del PP».

Para el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera, los presupuestos que hoy se salen adelante, y que superarán los 10.200 millones de euros, son las que necesita Castilla y León, «para transmitir confianza, crear empleo e impulsar la competitividad de la economía y asegurar la calidad de los servicios públicos que se prestan», en palabras de Pilar del Olmo.

Durante su defensa en la tribuna de oradores, la consejera de Economía y Hacienda ponía en valor los buenos datos macroeconómicos en la Comunidad en los que se asientan estas cuentas, con un aumento del PIB estimado en el 2,5 por ciento que empujará el empleo el 2,1 por ciento en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, con una tasa de paro que se situará en el 14,1 por ciento, la más baja desde septiembre de 2009.

Del Olmo destacaba también que el crecimiento de los recursos financieros de más de 182 millones de euros permitirá plantear nuevas rebajas de impuestos para favorecer, por ejemplo, el acceso a una vivienda en el medio rural, crear empleo y apoyar a las familias, y, además, aseguraba que la Junta cumplirá con el objetivo de déficit para este año, fijado en el 0,6 por ciento.

En materia social, la consejera ponía en valor los mayores recursos que se destinarán a la Renta Garantizada de Ciudadanía (76,5 millones) así como el refuerzo a la Red de Protección a las Familias.

Y, finalmente, volvía a insistir en su discurso en la necesidad de que se revise cuanto antes el modelo de financiación autonómica que, en su opinión, es malo para Castilla y León.