Los médicos de familia interinos vuelven al trabajo tras un acuerdo con la Consejería

Las Cortes estudiarán abrir un proceso de oposiciones que consolide sus empleos y valore su experiencia

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado,  y el gerente regional de Sacyl, Rafael López, se reúnen con el comité de la huelga de médicos interinos, convocada por el Sindicato Médico de Castilla y León (Simecal)
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, y el gerente regional de Sacyl, Rafael López, se reúnen con el comité de la huelga de médicos interinos, convocada por el Sindicato Médico de Castilla y León (Simecal)

Los médicos de familia interinos de Castilla y León vuelven hoy a sus consultas tras llegar a un acuerdo con la Consejería de Sanidad de la Junta. El consejero, Antonio Sáez Aguado atendió a sus principales reivindicaciones, por lo que el Sindicato Médico de la Comunidad (Simecal) decidió desconvocar su paro, iniciado el pasado 1 de agosto.

Así, el Gobierno Herrera se compromete a trabajar con los grupos parlamentarios de las Cortes para estudiar «la posibilidad real» de abrir un proceso de oposiciones por vía extraordinaria que consolide los puestos de trabajo de este colectivo. Además, se constituirá un grupo de trabajo, formado por miembros de Simecal y Sacyl, que analizará la situación de los interinos y tratará de llegar a acuerdos sobre la misma.

El grupo de trabajo analizará la mejora del contenido de los baremos de méritos, los tipos de exámenes, y el concurso de oposiciones para acceder a las plazas de médico de familia. Estas cuestiones serán estudiadas con un plazo que finalizará el 20 de septiembre, una fecha hasta la que la Gerencia Regional de Salud se comprometió a no modificar los puestos de trabajo de los profesionales interinos.

Sáez Aguado calificó también como buena noticia el preacuerdo al que llegaron las dos partes, que soluciona el problema planteado con este paro, donde la incidencia ha sido «relativamente escasa», en zonas urbanas «prácticamente nula».

Asimismo, recordó que la repercusión de la huelga ayer se calculó en 78 profesionales de los más de 2.000 de atención primaria y subrayó el esfuerzo efectuado en la negociación para evitar que pueda conllevar efectos en los ciudadanos, «especialmente en las zonas rurales».

Por su parte, un portavoz del comité de huelga que se reunió con el consejero, el doctor Luis Rodríguez, explicó que era necesario para todos lograr un acuerdo, tanto para la administración, como para el sindicato y para la población, y aplaudió «que la Consejería haya escuchado sus peticiones».

Finalmente, aseguró que en las próximas reuniones del grupo de trabajo se deberá hablar de «cada caso concreto, de las situaciones personalizadas, porque hay médicos de familia interinos en Castilla y León con 65 años y otros con algo más de 40 y no tienen las mismas necesidades». A su juicio, existen casos de médicos que «llevan más de 30 años en una plaza de interino y su experiencia debe contar más en los baremos de las oposiciones de lo que lo hace ahora».