Pablo Fernández, “contento” con el apoyo de las bases a Iglesias y Montero

El líder regional de Podemos dice que el partido “sale más reforzado que nunca”

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, se mostró ayer orgulloso y contento del apoyo que han recibido Pablo Iglesias e Irene Montero por parte de las bases en la consulta por la polémica que incendiaba al partido tras la compra de ambos de un chalé en la sierra madrileña por más de 600.000 euros y con una hipoteca a 30 años de 540.000 euros.

Una consulta en la que según los datos que facilitaba la formación morada en la tarde de ayer han votado casi 190.000 personas de los 487.000 que estaban llamados a depositar su sufragio, y en la que el 68 por ciento de todos ellos han apostado por la continuidad de los dos líderes del partido y, el resto, un 31,58 por ciento, por la dimisión de sus cargos y responsabilidad.

«Pablo Iglesias e Irene Montero han sido refrendados de forma incontrovertible», destacaba el secretario regional de Podemos, en declaraciones recogidas por la agencia Ical.

Pablo Fernández destaca también que estas 190.000 personas que han votado es la participación más numerosa de la historia del partido, por lo que considera que el secretario general y la portavoz parlamentaria no deben dimitir, como avisó Iglesias que harían si la participación en la consulta hubiese sido baja.

Desalojar al PP

El líder de Podemos en Castilla y León considera que con este resultado y esta participación, el partido sale «más reforzado que nunca» y se pone de manifiesto que en Podemos «mandan las bases y no el Ibex, los poderes fácticos o las multinacionales».

Por ello, Pablo Fernández asegura que ahora se abre una nueva etapa en Podemos, en la que deberán seguir trabajando «con más fuerza para desalojar del gobierno al PP, el partido más corrupto de Europa». Pero, también, «para seguir construyendo una alternativa de cambio que desemboque en un país más justo y más digno en el que las personas sean lo primero».