Barcelona convertirá Fin de Año en una plataforma de proyección internacional

Una imagen de la celebración de Fin de Año en 2000 dirigida por La Fura dels Baus
Una imagen de la celebración de Fin de Año en 2000 dirigida por La Fura dels Baus

La llegada de 2014 será diferente a otras Nocheviejas vividas en Barcelona. Esa es la intención del Ayuntamiento, en una propuesta que quiere buscar un eco internacional para promover la capital catalana en el extranjero, a la manera de los festejos que se hacen entre el 31 de diciembre y el 1 de enero en Nueva York, Sydney o Londres.

La celebración tendrá como escenario el paseo de María Cristina y la fuente de Montjuïc con un espectáculo organizado por La Fura dels Baus, fusionando agua y fuego, desde las 23 horas y hasta las 00:15 horas. La compañía teatral catalana recuperara una de sus creaciones míticas, el «Ser del Milenio», y que ya usaron en el Fin de Año de 2000.

Otro punto importante serán las míticas campanadas que tendrán en el «Parsifal» de Richar Wagner el modelo para los cuartos. La pirotecnia se encargará de subrayar el efecto de los golpes de campanas con uvas que serán ofrecidas de manera gratuita a los asistentes, gracias a la aportación de Mercabarna. Según anunció Carles Padrissa, director artístico de La Fura dels Baus, se colocarán dos grandes pantallas colocadas a ambos lados de la avenida Maria Cristina proyectarán la imagen del reloj que se encargará de tocar las campanadas y los cuartos.

Junto con La Fura dels Baus, el evento también contará con la participación de Focus y la pirotecnia Igual, todo ello con un coste de 400.000 euros, aunque ninguno saldrá de las arcas municipales, como concretó ayer el alcalde Xavier Trias.

El edil definió este acto como «un evento festivo, puntual y controlado, con vocación familiar. Para nada se trata de una verbena o algo por ese estilo». Para ello no se admitirá la entrada en el recinto de envases de vidreo, además de no permitirse la venta de bebidas alcohólicas. «Creo que será un gran éxito de futuro para nuestra ciudad», apuntó Trias quien espera que pueda tener vocación de continuidad este festejo.

«Más conocida»

Pero el principal objetivo es que la marca Barcelona pueda mostrarse en el exterior, al igual que que Londres o Nueva York. «Queremos que la ciudad sea más conocida en el mundo entero y este acto proporcionará un valor incalculable de promoción», aclaró el presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart.

La celebración de Fin de Año en Montjuïc será financiada con la colaboración de diversas entidades públicas y privadas, algo que todavía se sigue buscando.